“… Su vida está ahora escondida con Cristo en Dios”

Hélène y Adeline nos comparten su reflexión a partir de la orientación del Capitulo de 2010, orientación escogida por la Provincia Africa para el año 2013-2014

“… Su vida está ahora escondida con Cristo en Dios” Col. 3,3

Siguiendo a Jesús, a su manera, con el soplo de su Espíritu, queremos ser cada vez más Hijas de Jesús.

“… Su vida está ahora escondida con Cristo en Dios

Hélène Atangana

Hélène Atangana

Ese tema me da a comprender que mi vida sin Cristo no tiene sentido. Eso me invita a hacer todo con Cristo y para El. El es quién da sentido a mi vida, me aconseja, me anima y me lleva de la mano. Pero para vivir así tengo que asumir unas actitudes en especial “saber escuchar”. Es acogiendo y escuchando la Palabra de Dios que puedo conocer mi propia manera de ser y saber si corresponde a lo que el Señor espera de mí.

Desde hace unos meses, siento que una de las palabras de Dios me habita y me hace vivir: “No te dejes vencer por el mal, haz el bien y venceras el mal”. Esa palabra me toca a lo profundo. Las circonstancias en las cuales la he recibido me llevaron a comprender que el Señor quiere cambiar algo en mí, me quiere otra. Para mí creo que es una manera de ser cada vez más Hija de Jesús; El Señor me invita a cambiar mi manera de ver, tener una mirada positiva en todo, una manera de crecer y de ayudar a los demás en su crecimiento. Esa invitación es para mí un gran reto porque no es nada fácil ni siquiera evidente. Pero yo se que la gracia de Dios no me faltará y cuento también con las oraciones de mis hermanas.

Hna Hélène Atangana

« Unas palabras me llaman fuertemente la atención:

Adeline Touessi

Adeline Touessi

… su vida escondida con Cristo

A su manera…

…Ser cada vez más Hija de Jesús

Eso me lleva a pensar que mi vida no me pertenece. Yo vivo en Cristo y para Cristo. Como lo dice Pablo: “Ya no soy yo quien vive, más bien es Cristo quien vive en mí”

Si, vivir en Cristo y ser hija de Jesús no se reduce a un compromiso el día de los votos sino más bien supone un vivir constante, un recorrido en el camino de la vida, los ojos puestos en Cristo. Entonces es importante que esté atenta a los llamados que Cristo me hace hoy. El me guía en el camino de la obediencia perfecta, amorosa y confiada.

Para seguir en esa linea cuento con su fidelidad, su propio ejemplo de humildad entre sus hermanos humanos (el encuentro con Zaqueo, el llamado a Mateo)»

Sr. Adeline Touessi

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 4 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This