Un reconocimiento bien mericido

Un organismo, Casa de la Familia, quien trabaja como Tutor de Esperanza ante los jóvenes estudiantes teniendo dificuldad para proseguir el program

a regular en su escuela, obsequia a la Hermana Renée Dumais, Hijas de Jésus, un certificado de reconocimiendo «para su preciosa implicación al programa de Apoyo a la Motivación» ant esos jóvenes.

 

Un nuevo comienzo

 

Después de muchos años de vida consagrada en la enseñanza de los jóvenes de primaria, en la escuela pública, ha venido el tiempo de jubilarse. Es el tiempo de un nuevo comienzo para Renée. Para ella la misión continúa:

 

Una misión de amor

 

Por aquella Renée ha consagrado toda una vida marcada por este pasaje de nuestra regla de vida n° 10. «… Llevando la preocupación de la promoción humana según el Evangelio, trabajamos con otros para un mundo más justo y más fraternal donde son restauradas la libertad y la dignidad de todos…»

 

Nueva oportunidad

 

Esos jóvenes con quienes ella trabaja, tienen derecho de tener nueva oportunidad. Con ellos, se compromete a promover ese derecho, durante más de veinte años. Renée cumple su misión con competencia y con la ternura de su corazón de » madre» quien desea fervientemente que cada joven tenga exíto en la vida y que tenga derecho a la felicidad.

Por su compromiso, Renée respondió a ese llamado del Evangelio. «Todo lo que hayan hecho a uno solo de estos, mis hermanos menores, me lo hicieron a mí.» (Mat. 25, 40-41)

 

Jeannine D’Amours, Rimouski, Québec Canadá

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 2 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This