Un intercambio intercultural

En la parroquia de Bignan, Francia, una vez al mes, la misa es animada por personas que vienen de las islas Wallis y Futuna. Fui a encontrarme con ellos.

 

Este año se celebra el 60 aniversario de los estatutos que unen a Francia y Wallis-y-Futuna, lejano territorio francés de ultramar.

 

Antes de la misa, pude entrevistar a un miembro de la comunidad Wallis-et-futuna, y a la Sra. Amallya.del coro Pelapela.



Agnès – ¿Hay una pequeña comunidad de gente de Wallis-et-Futuna en Bignan?

Amallya – Hay varias comunidades donde tenemos pequeños coros. Porque en nuestro país cada pueblo tiene su pequeño coro.

Agnès – ¿Cómo llegó esta pequeña comunidad de Wallis-et-Futuna a Bignan?

Amallya– La gente ha mostrado el camino. Algunos han encontrado trabajo aquí: en el ejército, en los grupos asociativos, en las fábricas.

Agnès – ¿En su lugar la población es católica?

Amallya – Sí, ella es muy católica, encima de todo, está nuestra costumbre y después la religión. Además, en los Estatutos de 1961, Francia tomó a Wallis-et-Futuna como protectorado, pero con la condición de que se respetara la religión y sus costumbres. La religión católica tiene un gran lugar para nosotros.

Agnès – Escuchándoles, siento que cantar es algo muy importante para Ustedes?

Amallya– Sí, Cantar es entregarse a Dios, le confiamos todas nuestras preocupaciones. Y durante este tiempo de pandemia, orar juntos es importante.
En nuestro pueblo, el 1 de mayo, celebramos a San José, que es el santo patrón de nuestro pueblito.

 

 

Agnès – Ustedes animan la misa en Bignan una vez al mes?

Amallya – Es una manera de agradecer, de alabar al Señor, en relación con todas las maravillas que El nos otorga todos los días. Con la oración, podemos superar más fácilmente las pruebas.

También es una forma de integración en la comunidad parroquial, y el hecho de que seamos una minoría es una forma de decir que existimos, y que somos franceses.

 

 

 

Haga clic a continuación para ver el video de la Procesión de la Palabra

 

También pude entrevistar a la comunidad de las Hijas de Jesús de Bignan.

Agnès – ¿Qué más trae el hecho que la comunidad Wallis-et-Futuna dirige la misa en la parroquia?

Marie-Therese Hays– Es importante para que encuentren su lugar en la Iglesia de Bignan. Eso nos da vida.

Marie-Therese la Goff – Esto abre la comunidad cristiana de Bignan, que no es muy grande; es una ventana sobre otra cultura, a otras personas, a otros lugares del mundo.

Marie-Anne – Cuando escucho sus cantos, me siento transportada hasta la Polinesia; Escucho cantos muy diferentes a los nuestros, y que esta diferencia llega hasta nosotros es muy importante a nivel de los cantos y a nivel cultural. No hay uniformidad, pero hay pluralidad. También me alegro al ver a todos estos jóvenes en la iglesia.

Brigitte – Esto da una apertura a nivel parroquial.

Reina – Son personas que encontramos en la calle y es importante verlos en la comunidad cristiana también.

Marie Thérèse Cadoret– Esta misa es importante también para la parroquia que los acoge. Es una apertura.

Entrevista en Bignan, Francia por Agnès Miquel FJ

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This