Tomar tiempo para agradecer

 

A pesar de tiempos difíciles, siempre es posible encontrar un momento para decir gracias. La enfermera en jefe en la Casa Viceprovincial de Rimouski, Canadá, Señora Alicia, se había jubilado junto antes del confinamiento. Las Hermanas no tuvieron la oportunidad de manifestarle su gratitud. Tres meses después encontraron un espacio. Sr Lina Cyr, hj nos relata ese momento.

 

 

Mme Alice Boulay et son mari assis à table dans la salle à manger

 

El 21 de mayo 1991, un ángel entró en nuestra casa con todas las calificaciones requeridas para cuidar a nuestras hermanas enfermas y se quedó hasta el 28 de febrero 2020. Sí, nuestra querida Alicia hizo parte de nuestra gran familia durante 30 años. Las hermanas enfermas, como las de buena salud, han beneficiado de su gran corazón, de su bondad, de su sonrisa, de su buen humor, de su acogida calurosa.

 

El tiempo de nuestra gratitud ha llegado para ese lindo tipo de mujer. El 11 de agosto 2020, las responsables de la casa vice-provincial quisieron celebrar solemnemente y ya, la señal está dada. A las 11 horas, todas estamos invitadas a reunirnos en el comedor. Allí nos esperaban Hna Solange Mailloux con sus palabras de bienvenida, HnaPierrette Côté con sus calurosas gracias:

 

«Querida Alicia, en tu manera de acercarse

a cada una de nosotras,

hemos percibido en ti una persona

impregnada de gran humanidad.

Esa humanidad parece ser un don natural para ti.

La hemos descubierto día tras día,

por tus gestos de ternura, de respeto, de compasión,

envueltos de mucho amor

lo que has podido transmitir

a todas aquellas que trabajaron contigo

durante esos numerosos años.

Estamos felices de tenerte como

miembro de nuestros Asociados».

 

Acción de gracias

 

En seguida, para dar una nota especial a la fiesta, se mete al piano Hna Nicole Pinault. Finalmente, nuestras competentes cocineras, las cuales podríamos comparar al equipo del «Castillo Frontenac» de Quebec, nos sirvieron una deliciosa comida.

 

El ambiente está requerido para la acción de gracias. Naturalmente no podemos dejar de lado la entrega de un ramo de flores a nuestra querida Alicia para manifestarle nuestra gratitud y también se le presenta un cuadro de una obra artística con numerosos pájaros dirigiéndose hacia el futuro siempre desconocido pero se lo deseamos lleno de bellas y buenas cosas para los días venideros.

 

 

 

Hna Lina Cyr hj, Rimouski, Canadá

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This