Llegada de las Hijas de Jesús a Puerto Mallarino, Cali, Colombia.

¿Cómo hemos llegado a la decisión de trasladarnos a Cali?:

Fruto de una búsqueda y un discernimiento que iniciamos el año pasado. Queríamos trasladar la comunidad que teníamos en un barrio popular, al Sur de Bogotá (San Agustín); buscamos algo similar como inserción.

El Señor nos mostró el camino a través de los padres Basilianos que nos han hecho la invitación: “vengan y vean”. Fuimos, vimos y nos quedamos. Hemos llegado el 27 de julio, día histórico en nuestras efemérides.

Al llegar sentimos una acogida fraterna y solidaria, tanto de los padres, como de los hermanos jóvenes, las hermanas de la Misericordia y hermanas Basilianas, al igual que la población. Nos han brindado su apoyo en todo sentido, desde ayudarnos a descargar el camión, organizar la casa, estar pendiente de lo que necesitábamos entre otros.

Esta nueva experiencia para nosotras las Hijas de Jesús, es confirmar una vez más que los pobres nos devuelven al Evangelio.

En esta búsqueda el Señor nos ha dicho:

Tomen su barca, Dios las llama a pasar a otras orillas, tomen su barca y vayan hacia donde el Espíritu las conduce”.

 

 

 

 

Hna. Gelsomina Rodas B.

Provincial AL.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 2 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This