Dos aniversarios vividos en la fraternidad

En este mes en la Congregación, dos aniversarios nos situaron en comunión. Sr. Agnés Miquel de Pontivy en Francia nos cuenta cómo se vivieron estos dos días.

 

El martes 25 de noviembre

 

Para el aniversario de los 186 años de la Congregación de las Hijas de Jesús de Kermaría, una celebración presidida por el Párroco, el Padre Tomás, nos reunió para iniciar.

Palabras de acogida por parte de Agnès Provost abrió nuestra celebración «En este 25 de noviembre celebramos el 186 aniversario de la Congregación de las «Hijas de Jesús de Kermaria» que nació en 1834. Desde los orígenes ella trató de honrar a Jesús en su humanidad. Esta espiritualidad de la Encarnación que tratamos de vivir sigue siendo vigente. A la manera de Jesús queremos revelar el amor y la ternura de Dios por cada persona, especialmente por los más pobres.»

 

Magníficat

 

Un canto cerró nuestra celebración «Magníficat, magníficat, grande es el Señor que se preocupa por el hombre, magníficat magníficat, alabado sea el Dios que engendra la vida.»

Un servicio de comida nos unió. Esto permitió al Padre Tomás que viene llegando a la parroquia conocernos, y descubrir nuestro carisma y nuestra misión.

 

Lunes 30 de noviembre

 

Para el aniversario de los 200 años de las Hijas de Jesús de Vaylats, también tuvimos la suerte de tener una Eucaristía, pero esta vez con el Padre Xavier.

Unas palabras pronunciadas por Agnès Miquel introdujeron la celebración «Han pasado 200 años desde que el Padre Jean Liausu «se apiadó de esta multitud» (Mat 15,32), y fundó la Congregación de las Hijas de Jesús de Vaylats:«dejarse enamorar por Jesucristo el Verbo hecho carne, para dar testimonio de la ternura de Dios para con todos los hombres, para la mayor gloria de Diossegún el carisma de las Hijas de Jesús de Vaylats.

Durante su homilía, el Padre Xavier dio gracias por esta fundación, y nos invitó a orar por todas las Hijas de Jesús y por la misión.

 

«Salten de alegría»

 

El día terminó con un tiempo de comida rico en compartir. Juntos, sigamos dando gracias «Salten de alegría, salten de alegría, porque sus nombres están inscritos en el corazón de Dios.»

 

 

 

 

 

Sr. Agnés Miquel, Pontivy, Francia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This