Descubrir señales de vida como Familias Carismáticas

El primero de diciembre en Chillán, Chile, nos reunimos los asociados hijas de Jesús de Kermaría, de Tucapel y Chillan. Trabajamos en torno a los temas principales de las jornadas nacionales de religiosos, religiosas y laicos (as) asociados (as) Juntos somos más. El trabajo se centra en el documento: Propuestas para hacer bien el camino y vivir como Familias Carismáticas (FC).

Dinámica de trabajo

El documento Propuestas para hacer bien el camino, elaborado por el padre José María Arnaiz, SM se trabajó en seis grupos. Cada grupo reflexionó dos párrafos y posteriormente compartió en plenario lo cual permitió una visión general de las propuestas. Quedamos con el deseo de que el documento sea profundizado a futuro por cada grupo de asociados.

Señales o gestos de vida

El párrafo tres del documento contenía veintitrés señales o gestos de vida que ayudan a crecer en vida de familia y fuerza carismática. Cada uno de los grupos seleccionó al menos tres señales que ya vivimos como asociados Hijas de Jesús y tres que serían deseables de desarrollar.

  • Vivir los centenarios y acontecimientos pasados como tiempos de gracia de la familia carismática. Prepararlos, organizarlos y animarlos.
  • Elaborar las cartas de identidad que recogen bien lo que hace vivir y testimoniar el carisma en común y en comunión, en ellas se señala con fuerza la originalidad del grupo y las personas.
  • Poner a la luz los testimonios de vida carismática ya que son fuegos que encienden otros fuegos y señales luminosas que enciendan y reavivan la fe.
  • Compartir tiempos de formación con todas las ramas de la FC en cursos, congresos, publicaciones, talleres, de todo aquello que ponga en evidencia como Dios actúa en la persona.
  • Cuidar los lugares de encuentro y hacer encuentros en lugares que puedan ser de convivencia, formación e intercambio, que inspiren y lleven a la celebración, la comunión, la fiesta, el compartir.

 

Señales deseables

  • Crear a nivel nacional e internacional un consejo permanente que sería cerebro y el corazón de la FC.
  • Crear grupos juveniles que se entusiasmen con el proyecto de la FC.
  • Darse la tarea de crecer por atractivo. Tener una forma de vida en la FC que sea atractiva, que contagie vida y lleve a crecer. Las verdaderas vocaciones vienen acogidas, reforzadas, apoyadas y en cierto modo provocadas por auténticos testimonios de vida. Las FC pueden crecer, enriquecerse y atraer por su misión generosa en el mundo.

Terminamos el encuentro con la celebración eucarística presidida por el padre Raúl Manríquez y luego un rico almuerzo preparado por una amiga de la congregación.

Mercedes Oyarce Asociada, Chillan.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This