Desayuno de solidaridad

salleDesde hace 9 años consecutivos, las AssociadAs a las Hijas de Jesús han realizado en St-Stanislas (Québec, Canada), el 28 de febrero 2016, su desayuno de solidaridad al cual participaron mas de 110 personas. Entre ellas, algunos responsables municipales et la recién elegida alcaldesa de St-Stanislas, Señora Lise Déry.

El Padre Denis Paul Hamelin, misionero en África, nos comunicó su admiración para “La mujer de la sociedad africana”. Ésta ejerce una gran influencia en todas las esferas de la sociedad, aún en las grandes decisiones reservadas en general al jefe de familia.Denis Hamelin

Precisó también que en la trasformación de África, la mujer juega un papel determinante para no decir predominante. Actualmente, algunas mujeres empiezan a actuar en política local y nacional. Por consiguiente, si queremos captar la realidad de la cultura africana, debemos obligatoriamente cambiar nuestra visión.

Los resultados de esta actividad anual se evalúan, por una parte en beneficios económicos ($1680) y, por otra parte en términos de participación y de sensibilización del público a la causa de los empobrecidos. Nuevas caras aparecen cada año, tanto entre los ayudantes como en los que ofrecen las entradas.

salle3Toda ayuda asegura la perennidad de este evento tanto en la venta de las entradas que en el arreglo del local y la cocina. Contando con el aporte de las AsociadAs, esperamos celebrar con especial entusiasmo el 10e aniversario.

AsociadAs a las Hijas de Jesús, nuestro desayuno de solidaridad es una manera de dar continuidad al proyecto iniciado por la comunidad y reconocer la herencia que nos dejaron.

No es acaso “DAR AL SEGUIENTE” una pequeña parte de nuestra abundancia?

Jean-Paul Rousseau, Asosiado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This