Tejer unos lazos de comunidad

 

El Capítulo General de 2012, profundizando las Actas del Capítulo de 2004, alentaba a cada Hermana a encontrar una nueva energía en su misión. Dos Hermanas de la Provincia de Inglaterra, Sheelah Clarke y Winifred Crowther, lo intentaron e incluso ¡acaban de recibir un testimonio al respecto!

 

Explorar una nueva manera de vivir la jubilación

 

En 2015 la Asociación de Hogares Metodistas (Methodist Homes Association) abrió un nuevo tipo de casa para jubilados/as The Maples (Los Arces), en Peterborough, en el que la independencia y los cuidados están estrechamente relacionados. Esa apertura tuvo lugar en el mismo momento en que la Provincia Inglaterra empezaba a orientarse hacia el porvenir en la perspectiva de ocuparse de las Hermanas de edad de la mejor manera que fuera posible.

Entonces Hna Winifred Crowther abrió el camino cuando aceptó un lugar en la residencia y pronto la siguió Hna Sheelah Clarke. La manera de vivir su misión después es ilustrada por ese testimonio de Robert Mason, un co-residente, que participó en la acogida de un grupo del Consejo de Congregación en octubre 2018.

 

Vivir un estilo de vida relacional

Robert nos relata :

 

“Antes de llegar a The Maples, había tenido muy pocos contactos con Hermanas católicas y no estaba seguro de la manera cómo iba a ser posible vivir con ellas. Fue bueno ver que las dos señoras no llevaban hábito sino que se vestían de un modo que ponía a todos a gusto, a ellas y a los demás.

Aprender a conocerlas como vecinas fue un placer. Si bien comparten antecedentes similares, cada una de las dos señoras tiene su propia personalidad. Hablan suavemente y se interesan verdaderamente por la vida de los residentes – ¡sin manifestar curiosidad!

Las Hermanas no siempre se sientan juntas, por ejemple para el almuerzo, y hacen todo lo posible para acompañar a la totalidad de los residentes. Tienen un sentido del humor encantador y dulce que todos aprecian. Es evidente que vivieron una gran cantidad de experiencias que contribuyen a hacer de ellas unas personas benévolas y atentas.

Es muy interesante escucharles hablar de sus familias y de las experiencias que vivieron en sus vidas. Nunca se sobreponen a los demás. Tampoco imponen sus puntos de vista sino que impresionan más bien a la gente por su manera de comportarse y demuestran su fe en la vida cotidiana.

Hna Winifred es un miembro precioso de nuestro comité de residentes y ofrece un “oído atento” a todas las personas de la casa. Hna Sheelah está igualmente a la escucha y visita regularmente el hospital del lugar y la unidad de cuidados paliativos para apoyar a los pacientes y a sus familias.

Es un privilegio conocer a esas dos mujeres sin pretensión y simpáticas. Los residentes de The Maples tienen mucha suerte de poder beneficiar de lo que esas dos señoras especiales aportan a sus vidas.”

 

Poner por obra las Actas del Capítulo

 

Nueve años después del Capítulo General de 2010, las Hermanas Winifred y Sheelah siguen

 

“atreviéndose a ir al encuentro del otro”,

“un encuentro que nos lleva más allá de las apariencias,

de los prejuicios, de las fragilidades humanas

para dejar que surja lo mejor de sí y de los demás.”

(Actas del Capítulo 2010, p.11)

 

Hnas Winifred Crowther y Sheelah Clarke hj

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This