Vuelta a mi país de origen

marie-noelle-2

 

 

Después de 25 años en Chile,

Marie-Noëlle Christien escribe

de su reinserción en Francia.

 

 

Desde que volví, mi opción fue acoger la experiencia de otros/as que no se habían ido, de no compartir rápido lo que no había podido todavía “rumiar”, para que saliera de mejor forma cuando viniera el momento… Nadie se sorprenderá si digo que no es fácil dejar un lugar donde me sentía muy bien, enviada por la congregación, acompañada por muchos amigos y colegas de trabajo en distintos ámbitos, tanto durante los cinco años en Chillán como durante los 20 que pasé en dos zonas de Santiago de Chile, la capital.

marie-noelle-1

El apoyo de la comunidad es a mi parecer un aspecto fundamental de la reinserción. Intento ser una de las cuatro, con mis defectos y cualidades. Mi suerte fue llegar a una comunidad creada recién, sin costumbres tan establecidas, empezando a vivir un proyecto comunitario que seguimos después de dos años en otra parte de Quimper en una nueva casa puesta a nuestra disposición por la diócesis.

Mis compromisos apostólicos, durante el primer año, fueron en continuidad con los que había tomado aquí (antes de mis 43 años) y en Chile. Me inserté en el equipo litúrgico parroquial, animando a mi turno las misas dominicales en dos de las parroquias del conjunto “Steir-Odet”, las más cercanas a la comunidad. Quise también estar en un equipo del Servicio Evangélico de los Enfermos que preparaba una celebración mensual para un EHPAD. Por fin, respondí a varios pedidos de acompañamiento espiritual personal.

Ya un mes antes de llegar a la diócesis, me pidieron participar de un retiro de 3 días para personas que habían tenido un duelo. Serví de “puente” entre el equipo antiguo y el nuevo de ese retiro que tiene como título: “Renacer después de la prueba” y se da dos veces cada año.

En noviembre 2015, recibí en Kernisy (Quimper) a 13 personas, en su gran mayoría laicos, que querían tener una experiencia de Lectio Divina. Terminamos en mayo 2016 con ese grupo y empieza una nueva propuesta con 7 personas desde octubre. En ese periodo también empecé a ser “asesora” en el “béguinage Saint-Corentin” (el segundo construido en Francia). Al hilo de los meses vinieron unos compromisos más puntuales y otros más permanentes: desde septiembre del 2016, acompaño a un equipo CVX y soy parte del equipo diocesano de animación espiritual.

marie-noelle-3

Una señal de que estoy todavía “entre dos culturas” es que escribí primero en castellano la versión genuina de esa experiencia. Me hubiera sido más difícil dejar salir esos sentimientos en francés… Terminaría con una constatación.

Vuelvo de esos 25 años a la vez la misma y bastante cambiada (no solamente por causa de mi edad sino de tantos pequeños cambios a veces vividos de manera radical, más a menudo sútil y progresivamente. Sin decir -como lo escuché de otras- que esa salida revoluciona la vida, sí, puedo decir que se modificaron definitivamente algunas de mis prioridades, en comunidad y para la misión “hacia fuera”. Sería demasiado largo y posiblemente prematuro explicitarlo más en el marco de ese primer intento. Espero que ese ensayo baste para seguir el intercambio con los/las que leerán ese primer esbozo, aquí en las “provincias del Norte” y allá en America Latina y el Caribe, Africa…

Marie-Noëlle Christien

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This