Vivir un tiempo de memoria

La comunidad de Bignan, en Bretaña, recuerda a la Madre Marie de Saint Charles. Una oportunidad para las Hermanas de esta casa, la primera comunidad de las Hijas de Jesús y habitada desde 1834, para celebrar de una manera original.

 

En 2020, la Congregación entró en un proceso de celebración de los aniversarios. Este año marca el 200 aniversario del nacimiento de Madre María de San Carlos, pero en este día del 3 de Mayo, con la propuesta de la Hermana María Teresa, hemos entrado en un proceso de celebración de su paso “a la luz del Resucitado”. El 3 de Mayo 1884, es en estos términos que el Padre Jégouzo (Superior eclesiástico de la Congregación) anunciaba a la Congregación el fallecimiento de su Superiora General, uno de nuestros primeros Superiores Generales y una personalidad importante que continúa influyendo en la espiritualidad de la Congregación hoy.

 

Un proceso de memoria

En comunidad hemos vivido un proceso de memoria por un tiempo de evocación visitando los lugares antes habitados por Madre María de San Carlos. Fue una procesión con cantos, oraciones:

“Creo en Ti, mi Dios…”

“Santos y Santas de Dios…”

Un compartir y una acción de gracias

 

Después, en la capilla, tuvimos un tiempo de escucha de documentos de archivos contando los últimos momentos de Madre María de San Carlos. El encuentro se terminó con un tiempo de oración, de compartir de intenciones, de acción de gracias por los caminos espirituales que Madre María de San Carlos hizo descubrir a las Hermanas de la Congregación, en particular el Espíritu de Fe que hace ver a Dios en todas las cosas y todas las cosas en Dios (Règle de vie N°7) y que enseña a transformar los obstáculos en medios para avanzar hacia Él.

Hemos cantado:

“Jesús que vive en los cielos

Y reina cerca de Dios

Iré hacia tu luz Oh Cristo Resucitado…”

O para el país de Bretaña: “Jezus, pegen bras’é…”.

 

Una suerte de vivir en estos lugares

Este tiempo de memoria se concluyó con la expresión de nuestro deseo de compartir la suerte de vivir en estos lugares marcados por años de presencia y de vida de Madre María de San Carlos. Hoy todavía, como lo expresa nuestra Proyecto Comunitario Apostólico, actualizamos la felicidad de escuchar su mensaje: “que la fe tiene el secreto de comunicarnos la calma, la paz y aún una cierta alegría en medio de las pruebas de la vida.”

Hermanas de la comunidad de Bignan

1 Comentario

  1. Muchas gracias comunidad de Bignan. Es un regalo poder desempolvar a menudo los archivos y beber de nuestras fuentes espirituales. De verdad que estamos muy unidas celebrando el paso de la Madre San Carlos y las huellas que su fe y seguimiento fiel han dejado…

    Me alegro con ustedes y doy gracias a Dios por la alegría que siempre resurge!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This