Vivir el carisma de humanizacíon en la misíon de Navidad

Las novicias de América Latine y la responsable comparten cómo ellas humanizaron, a la manera de Jesús, las personas de edad de Campoalegre y los jóvenes de la parroquia.


Verónica2Testimonio de Veronica

Comienzo dando gracias a Dios por lo que me permitió vivir en Navidad en Campoalegre Neiva. Dios se hizo presente en mi vida de distintas maneras, especialmente a través de los rostros concretos de cada uno de estos abuelitos; me sentí impotente y llamada a ser humilde frente a la realidad que ellos viven a causa de su enfermedad, heridas de la vida que se nota en sus cuerpos desgastados y también en sus corazones, que los hace ver “frágiles y pobres entre las manos del Señor”. Son abuelos que se sienten solos, relegados y abandonados. Más sin embargo sus rostros me mostraron una actitud de fortaleza, paciencia, alegría ante la vida.

En síntesis siento que en esta corta experiencia, el “Verbo hecho Carne” que vino habitar entre nosotros” me salió al encuentro. Amé y serví a la manera de Jesús.

Testimonio de Nayda

Cuando he tomado en cuenta a la otra persona, cuando tomé el tiempo para escucharlos, limpiarlos, darles de comer. Siento que el Señor se me reveló en esos rostros sufriente. El servir gratuitamente y recibir un “Dios la bendiga” es la mejor gratificación que cualquier ser humano necesita para seguir descubriendo ese rostro humano de Jesús necesitado de atención y amor gratuito.Nayda - Copie

La misión en Campoalegre significó salir de misma, ser una mano amiga para los abuelos, hacerlos sentir que son importantes, que valen como personas. A pesar de su fragilidad, me contagiaron con su alegría, su risa. Lo vivido entre ellos no tiene precio, fue una experiencia humanizante.

Testimonio de Nolvia

Vivir mi primera fuera de mi tierra, significó para mí vivir un desarraigo de mi cultura (posadas) para entrar en la cultura colombiana (Novena de Navidad).

Nolvia2En la misión de Navidad me encontré con el rostro del niño recién nacido en cada uno de los abuelos, en los niños y adultos que llegaron al ancianato y con sus palmas, panderetas y sonajas cantaban

Esta experiencia de misión la viví con mucho amor, entrega en el día a día concretamente ayudando a los abuelos a caminar, dándoles de comer, escuchar. Me dejé tocar por su manera de dar cariño, de cantar, platicar, encontré en ellos a un Dios que me invita a salir de mi misma y estar atenta a las necesidades de los que sufren.

Acercarme al ancianato, fue un regalo de quienes menos tienen pero que saben dar mucho.

Testimonio de Gelsomina

Para mí que acompaño los procesos de las novicias en ese ir haciéndose Hijas de Jesús, es importante vivir experiencias de misión.

La misión de Navidad me permitió compartir nuestro carisma con los jóvenes de nuestra parroquia, creer en todo ese potencial que tienen los jóvenes que son capaces de comprometerse cuando se les confía una misión; también fue constatar que nuestro carisma se puede compartir de distintas maneras: Silenia y Yo fuimos testigos, de expresiones que algunos jóvenes nos decían cuando venían a nuestra casa para preparar el tema de la novena: “ nos sentimos bien en su casa” “ ustedes las hermanas nos quieren, nos aceptan tal como somos”, ¿no es eso humanizar a la manera de Jesús el mundo de los jóvenes?, no es eso otra forma de hacer pastoral vocacional?, quizás no saldrá una Hija de Jesús; pero un grupito le habrá encontrado sentido a su vida, se habrá evitado que unos cuantos jóvenes busquen respuestas en otros lugares que les destruye su vida.

Noel2copieCompartir con los jóvenes, implica abrir las puertas de nuestra casa y de nuestro corazón y una gran disponibilidad para la acogida y es lo que tratamos de vivir en la comunidad del noviciado.

1 Comentario

  1. Gracias a cada una por recordarme lo que significo esta mision en el ancianato! También recuerdo su disponibilidad cuando me acompañaron a la clínica y nos dieron mas que una mano en estos dias tan especiales de navidad. Oremos unas por otras para encontrar a ese rostro de Jesús que nos mueve a dar ternura y a abrir la puerta de nuestros corazones para aquellos que mas lo necesitan.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 17 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This