Un “adiós” a las Hijas de Jesús de Auclair

Una página de vida está pasando para las Hijas de Jesús en St-Émile d’Auclair, Rimouski, Canadá. En septiembre de 2023, después de 67 años de presencia y servicio, ellas dejan este rincón del mundo para trasladarse a su residencia principal en Rimouski. Hermana Alice Beaudoin y Hermana Bibiane Mailloux nos cuentan cómo han vivido este adiós.

Nuestra misión

Con esta ocasión, Es toda la J.A.L ((Agrupación de parroquias de Témiscouata: St-Juste-du-Lac, Auclair, Lejeune, Lots Renversés.) quien nos despide fraternalmente. A lo largo de los años, las Hijas de Jesús han extendido su misión en las cuatro parroquias: enseñanza en las escuelas, apoyo a los coros parroquiales, catequesis para los niños, visitas y comunión. a los enfermos, celebraciones de funerales y entierros. Las comunidades parroquiales reconocen los numerosos servicios de las hermanas que han estado involucradas en sus comunidades.

Una señora nos dice:

“Le agradecemos todos los servicios prestados a los niños, a los adultos y a la población de J.A.L.)”

Semanas bien ocupadas

Viene aquí la experiencia de nuestras últimas semanas en St-Émile d’Auclair. Desde principios de julio, en las diferentes misas que se celebran en las cuatro parroquias de J.A.L, la gente subrayan nuestra partida con agradecimientos acompañados de obsequios típicos del lugar. Se nos advirtió que reserváramos nuestro día 27 de agosto para la parroquia de St-Émile d’Auclair.

Ese día se organizó una fiesta especial en nuestro honor. ¡Pero qué fiesta! Cuando llegamos a la iglesia decorada con múltiples globos para la ocasión, un repicar de campanas nos da la bienvenida. En el interior, una guardia de honor nos invita a ocupar nuestros asientos para el resto del programa: Canciones por los coros del J.A.L, Canción especial de un grupo de niños, Homenajes de diferentes organismos, Poema compuesto para la ocasión.

Aquí hay un verso de este poema:

“Dos mujeres entrañables

Además de valientes

Nos gustaría ser como ellas

Es muy importante

Para ofrecerles nuestros agradecimientos”.

Aquí hay conmovedoras palabras pronunciadas durante los homenajes:

“Gracias por su gran generosidad hacia la comunidad parroquial y por su caridad. Su partida dejará un gran vacío”.

“Gracias a ambas por el modelo de autenticidad y bondad, son mujeres que pueden ser citadas como ejemplo para nuestros hijos”.

“Han sido en nuestro entorno, a través de vuestra vida diaria, verdaderos testigos de Jesús”.

Todos estos homenajes van acompañados de obsequios: álbum de fotos de la parroquia, lámpara y corona de flores.

Muy conmovidas por todos estos testimonios que vienen del corazón, nos toca a nosotras tomar la palabra para mostrarles nuestro cariño y nuestro más sincero agradecimiento.

La fiesta continúa con una recepción de vino acompañada de bocadillos. Los intercambios fraternos continúan hasta el final de la tarde.

No todo está dicho

Los días siguientes a la fiesta, las personas que no pudieron asistir a la fiesta vienen a visitarnos y despedirnos. Nos traen conservas de vegetales, productos de arce y hasta dinero. ¡Qué generosidad de parte de esta gente!

Continuación para el futuro

Según algunas personas, la partida de las Hijas de Jesús dejará un gran vacío en su comunidad. En nuestra opinión, creemos que la fiesta que se organizó nos demostró una vez más que juntos e incluso sin nosotras podrán realizar proyectos muy grandes. Las generaciones más jóvenes tomarán el relevo a su vez y a su manera.

Nos vamos con el corazón apesadumbrado, pero el legado dejado por las Hijas de Jesús, que trabajaron en St-Émile d’Auclair, seguirá siendo precioso para esta población. Juntas podemos decir:

Misión cumplida.

Hna. Alice Beaudoin, Hna. Bibiane Mailloux, hj

Rimouski, Québec, Canadá

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + doce =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This