¡Tengo a Jesús en mi barca!

Rosalinda Betancourth Montoya, novicia de las Hijas de Jesús en el noviciado de Pavillons-sous-Bois, Francia, comparte con nosotros su experiencia como animadora de los jóvenes en el Frat 2023 de Lourdes. Una experiencia que dejó una fuerte impresión en ella.

Del lunes 24 al jueves 27 de abril, fui a Lourdes como animador con el grupo de capellanía parroquial y 800 jóvenes de la diócesis de St Dénis al encuentro de jóvenes para el Frat 2023. 9000 estudiantes de bachillerato de Île de France se reunieron para rezar, cantar, compartir y vivir en la diversidad de orígenes, historias y culturas.

Creado en 1908, «le Frat » de este año tenía como tema « No temas miedo ». (Haga clic en las palabras de color naranja para escuchar el himno dinámico de Frat!)

Experiencias diversas

Durante los 4 días, hemos vivido experiencias diversas :

  • intercambios en grupos; es así como fui llamada a contar mi experiencia vocacional.
  • Los tiempos de alabanzas nos reúnen en un ambiente donde los jóvenes “se sueltan”.
  • Había varios tiempos de recogimiento: Misa, vía crucis, confesión, procesión con antorchas.

Pero sobre todo me marcó la noche de adoración y de confesión. Lo que me tocó es la profundidad con la cual los jóvenes vivían este tiempo de encuentro y de reconciliación con Cristo.

Testimonios

Un momento fuerte del encuentro fue el tiempo de los testimonios.

Coronel Nicolas Zeller, médico de las fuerzas especiales

« El miedo, todo el mundo lo ha sentido, pero el miedo es un motor, el miedo es la manera de sentirse en vida.  «No teman, o aprendan por lo menos a dialogar con su miedo y serán hombres y mujeres comprometidos(as)».

Mgr Emmanuel Gobilliard, Obispo de Digne, Riez et Sisteron

« Para no tener miedo de morir, es necesario ser feliz; lo saben, el adversario, el demonio tiene miedo de la gente feliz; entonces si no quieren tener miedo, asústenlo y sean felices, entreguen su vida. »

Mgr Luc Crepy, Obispo de Versailles

« Jesús nos invita a escoger entre el miedo y la fe. Escoger el miedo es quedarse siempre en la misma orilla o escoger la fe para pasar con El hacia otra orilla. »

En nuestro pequeño grupo tuvimos la gracia de escuchar el testimonio de Marie-Caroline Schürr. Inválida, en una silla de rueda, hizo el camino de Compostelle sola. Pero en el camino, encontró peregrinos que la ayudaron y cuidaron de ella. Nos animó a saber pedir ayuda.

« En esta vida no se puede ser todopoderoso, necesitamos de todos del más pequeño al más grande. »

Superar el miedo

Para mí, es una experiencia inolvidable que viví con los jóvenes del Frat en Lourdes.

La frase «No temas» me acompañó a lo largo de la semana. Vivir «le Frat » me ha permitido superar mis miedos, expresarme en francés y salir de mí misma; es así que pude descubrir en los jóvenes su alegría desbordante, su sencillez, su sed de reconciliarse con el Señor y con ellos mismos, su fe profunda que ha dinamizado la mía.

Durante la procession de las antorchas, me confié a la Virgen María antes de entrar al primer trabajo de grupo. Fue un momento extraordinario donde me sentí llena de confianza lo que me permitió abrirme sin temor.

Para mí el encuentro con los jóvenes del grupo fue un momento especial porque me pidieron que les compartiera mi experiencia vocacional. Eso me dio la oportunidad de hablarles del paso de Dios en mi vida, de su presencia, del hecho que nunca me ha dejado sola, sea en las pruebas sea en los momentos felices. Es Jesús que me ha sostenido siempre, así como las oraciones de mi familia, de la Congregación y las de los demás: «Porque tú vales mucho más a mis ojos, yo te aprecio y te amo mucho». Isaías 43,4 o

Palabras de ánimo

Tomé el tiempo de animar a los jóvenes :

  • « No tengan miedo de responder al Señor, no están solos. »  

  • « Busquen un sentido a su vida y acérquense a Jesús». »

  •  « Continúen a entregarse a fondo en las pequeñas misiones que ya tienen. »  

O todo o nada

 Viví momentos muy ricos escuchando a los jóvenes. Expresaron abiertamente lo que sienten, sus miedos frente al futuro, y sus emociones. Pienso que para ellos es un gran paso adelante de no tener miedo de nombrar sus sentimientos, de ser ellos mismos y aprovechar el momento presente.

Todo lo que viví con ellos me estimula a vivir plenamente cada experiencia, a entregarme completamente, a seguir fielmente mi compromiso y a vivir con alegría mi deseo profundo de entregar mi vida al Señor.

Rosalinda Betancourth Montoya

Novicia, Hijas de Jesús

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + ocho =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This