Renovación de la promesa de los-as Asociados-as y Testimonio

El 3 de mayo último, dos nuevas asociadas se comprometían, y treinta renovaban sus promesas en Trois-Rivières (Québec, Canadá). En estaocasión, Huguette Rousseau, asociada,nos confía su itinerario espiritual.

IMG_1800 IMG_1831Desde mi niñez, tuve la gracia de sentirme en presencia de Dios. En aquel tiempo, era para mí un Dios lejano, inaccesible, pero sabía que él era bueno y que me podía ayudar si yo se lo pedía.

Un día, en un compartir la Palabra de Dios en grupo, me encontré con Jesucristo, este Dios encarnado. A partir de este momento mi vida espiritual ha cambiado. Dios ya no era inaccesible, descubrí que estaba en nosotras y entre nosotras, particularmente en los más pequeños y empobrecidos.

IMG_1776

Es la espiritualidad de las Hijas de Jesús que me agradó. Después de vivir los ejercicios de Ignacio de Loyola (EVC) en la vida ordinaria y una preparación adecuada, llegué a ser asociada de las Hijas de Jesús en 1999. Un verdadero regalo que me dio la vida!

Desde aquel día, trato de dejar a Dios la conducción de mi vida que toma más sentido, vivo en paz. No quisiera darles la impresión que no existe más dificultades o situaciones dolorosas, pero sé que hay Alguien para ayudarme, y tengo las herramientas necesarias para vivirlas: me siento responsable de mi vida y aporto lo que me es posible.

Mi compromiso con los-as enfermos-as en fase terminal (Cuidados paliativos) me permiten descubrir muchos rostros de Cristo: un Cristo que sufre, que espera, un Cristo que perdona, comparte y acoge.

Cuando me toca acompañar a una persona enferma, vivo una relación especial, de alma a alma, estoy allá par ella y ella está allá para mí, sin expectativas, solamente una presencia. A veces hay confidencias, o sencillamente silencios. ¡Cuántos momentos preciosos vividos juntos! ¡Cuántas veces he sido testigo de un real encuentro de la enferma con Cristo!

Gracias la la RELECTURA DE MI JORNADA soy más consciente que Dios está vivo y actúa en mí y en los demás.

Yo agradezco al Señor su llamada a ser asociada de las Hijas de Jesús et de la gracia de haberle respondido uniéndome a Jesús en su humanidad.

Huguette Rousseau, asosiada del grupo Pierre Noury’.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 10 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This