Miercoles el 27 de julio- Día de la elección de las Consejeras Generales

Al igual que en la elección del Superior General del día anterior, los capitulares se tomaron un tiempo de recogimiento y silencio antes de reunirse en la sala capitular para la oración de la mañana y la elección de las Consejeras Generales.

 

Oración matinal

Se invoca al Espíritu Santo para que los corazones de los capitulares se dispongan a escuchar la voluntad de Dios :

Ven Espíritu de Dios

Tú, el Espíritu de Dios, creador …
Tú, luz en nuestra noche…
Tú, que eres nuestro defensor…
Tú, la fuerza de nuestra lucha…
Tú, que eres el pacificador…
Tú, el fuego de la verdad …

Lectura del Evangelio de hoy, San Mateo, 13, 44 – 46

El Evangelio de hoy nos habla del tesoro escondido, una perla de gran valor. El comerciante vende todo lo que posee para comprar la perla. Los que dirigen la oración nos recuerdan que :

Dios está siempre a la búsqueda de perlas finas que somos cada una de nosotras, sabiendo que es para servir en el Reino de Dios. Todas, somos preciosas a sus ojos y que han Hermanas que serán elegidas y enviadas para un servicio a la manera de Jesús.”

«Me escudriñas, Señor«

Cantamos el salmo 138

Tú me sondeas, Tú me conoces,

Tú me hablas, o mi Señor

Tu me sondes, Tu me connais,

Tu me parles, ô mon Seigneur

You probe me, You know me,

You speak to me, o my Lord

Elección de consejeras generales

Después de la oración de la mañana, las capitulares procedieron a la elección de los cuatro Consejeras Generales que, en colaboración con la Superiora General, tendrán el encargo de animar la Congregación (Regla de Vida n°83.2). No hubo que esperar demasiado para felicitar a las nuevas Consejeras elegidas. Juntos, formarán el Consejo General de las Hijas de Jesús para los próximos seis años.

El Consejo general está al servicio de la unidad de la Congregación

y de su misión en la Eglesia.

Regla de vida n° 81.2

Presentación de cada Consejera

Hna Patricia Guillet, Superiora generala

Fue en la diócesis de Rennes donde crecí, estudié y comencé mi vida profesional comoprofesor de jardín de infancia. Una breve estancia en Costa de Marfil despertó en mí la cuestión de un posible compromiso de seguir a Cristo por el camino de la vida religiosa. Una experiencia como misionera laica en Honduras, en conexión con una comunidad de Hijas de Jesús, me permitió continuar mi discernimiento. Mis valores y mi proyecto personal están en consonancia con el carisma de las Hijas de Jesús: Honrar la Humanidad de Jesús, «con una preocupación humana según el Evangelio, trabajamos con otros para un mundo más justo y más fraterno donde la libertad y la dignidad de todos sean restauradas» RV 10.

Las etapas formativas del postulantado y el noviciado me llevaron a un primer compromiso con la Congregación en 1999 y luego a un compromiso definitivo en 2006. Viví mis experiencias comunitarias en Bretaña y en el Val de Marne, mientras continuaba mi trabajo de profesor y mis compromisos en las parroquias. Luego, en 2009, recibí la llamada para ir a América Latina a acompañar a los postulantes. Continué este servicio a la Congregación a mi regreso a Francia en 2013. El Capítulo de 2016 me llevó a otra misión, la de Consejera General.

Lo que he aprendido de este viaje: no hay misión pequeña o grande. Sea cual sea el lugar y la misión encomendada, siempre es una llamada a amar y servir a la manera de Jesús. «Ama a Dios y sigue tu camino… Sé un vínculo entre el prójimo con el que estarás en contacto» (Madre María de San Carlos – mayo de 1868)

Hna Elisabeth Blanc, primera Consajera

Soy originario del sur de Francia y mis raíces familiares están en el mundo rural. La llamada a la vida religiosa me llevó a las «Hijas de Jesús» de Vaylats, en el sur/oeste de Francia.

Fue en este contexto rural donde viví el carisma con mis hermanas, como maestra de párvulos, y en el trabajo pastoral: catequesis, acompañamiento de jóvenes y adultos, en la proximidad de la población.

En 2002, me puse el delantal de servicio para aceptar la misión de Superiora General, para vivir y acompañar el camino que nos llevó a la fusión con las Hijas de Jesús de Kermaria en 2011. Fue una experiencia espiritual fuerte, exigente y rica.

Provincial durante seis años, luego disfruté del regalo de un año sabático y de tres años en Issy les Moulineaux, en la región de París, en la comunidad del postulantado.

Fue una experiencia intercultural que cumplió uno de mis deseos más profundos: siete hermanas y los tres continentes de África, Sudamérica y Asia para vivir juntas en la vida cotidiana.

Desde hace un año estoy en comunidad en Bretaña, en Locminé, cerca de Kermaria, y soy Consejera en el nuevo Consejo Provincial.

 Pero en la orilla de Locquirec, durante el Capítulo, nos esperaba una nueva barca y la llamada de Jesús era más fuerte que todo.

Con mis hermanas del Consejo General echaré las redes.

Hna Colette Gélinas, Consajera

Mi nombre es Sr. Colette Gélinas. Nací en St Mathieu-du-Parc, en la provincia de Quebec, Canadá. Tengo 60 años y emití mi profesión religiosa el 25 de noviembre de 1986.

Soy trabajadora social de profesión. Siempre me ha preocupado estar cerca de la gente y prestar atención a la dignidad humana. Entre mis compromisos apostólicos, mi experiencia en Haití me ha marcado profundamente.

Desde 2016, soy miembro del equipo del Consejo General. Tengo la alegría de continuar este mandato con un nuevo equipo. Junto con mis hermanas, estoy deseando responder a esta llamada para promover la unidad en la Congregación y buscar juntos cómo responder a las llamadas del Señor en nuestro mundo actual, según nuestro carisma de humanización.

Hna Dora Ramos Castañeda, Consajera

Nací el 22 de julio de 1965 en un pequeño pueblo, llamado Tenjo al que se le conoce como el pulmón de la capital, Bogotá, en Colombia. A los 13 años, papa, mama y la familia de 10 hijos – yo soy la séptima – fuimos adoptados en otro pueblo aún mas cerca de Bogotá, llamado Funza.

En 1987, conocí las Hijas de Jesús y me llamó la atención su cercanía a la gente. Con la Congregación de los Hijos de la Caridad y las Hijas de Jesús conocí la lectura de la Biblia y los movimientos, en particular de niños, con los cuales leíamos el Evangelio y éramos invitados a realizar pequeñas acciones transformadoras para nuestra realidad.

Esa cercanía a la vida con el Evangelio ha marcado toda mi vida y luego la preparación profesional en sociología y gestión ambiental. Que hoy me llevó a un compromiso fuerte por la casa común y las comunidades indígenas del Amazonas.

Desde luego soy llena de agradecimiento por la Congregación la cual voy a cumplir 30 años de compromiso y amor por el carisma y la misión a la cual he participado en toda mi vida religiosa.

Hoy fui interpelada para asumir otra misión en el servicio del Consejo General. Pido a Dios que siga siendo mi fuerza para asumir esta misión. Cuento con las oraciones de mis hermanas y doy gracias por su confianza.

Hna Ruthina Francis, Consajera

Soy Ruthina Francis, de la Commonwealth de Dominica.

Después de mi postulantado en Haití, de septiembre de 1995 a agosto de 1996, regresé a Dominica para comenzar mi formación de dos años como novicia. Durante el segundo año de noviciado, fui a Jamaica para realizar una experiencia de trabajo de seis meses en un centro para madres adolecentes. Pronuncié mis primeros votos en la congregación de las Hijas de Jesús el 10 de octubre de 1998 en Soufriere, Dominica.  Como hermana menor, hice dos años de estudios religiosos en Francia, en el Instituto Católico de París. Estuve basada en la comunidad de Chartres.

 En 2010, antes de ir en misión a Camerún, hice un programa de un año en Francia para formadores religiosos . Después de diez años como directora de una residencia para estudiantes universitarios y al mismo tiempo responsable de las hermanas junioras en la provincia africana. A continuación, me trasladé a Costa de Marfil, donde fui profesora de un instituto católico y directora de una residencia para chicas de secundaria.

Tengo la certeza de que el mismo Espíritu que acompañó a nuestros fundadores desde el inicio de la congregación ha estado con nosotros en el capítulo.  Que ese espíritu de sabiduría siga guiándome en el camino en mi nueva misión como consejera.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This