Manejando nuestras finanzas para ayudar a otros

 

A principios de julio, los miembros de la Comisión Económica Internacional de las Hijas de Jesús se reunieron en París, rue d’Arras, para su encuentro bianual. Hermanas Mary Clare Mason y Denise Lirette, nos hablan de la sesión y del trabajo de esta Comisión.

 

 

«Mary Clare, ¿Puede explicarnos la composición y el papel de la Comisión?»

 

Mary Clare Mason: «Básicamente, la Comisión Económica Internacional es responsable de examinar las solicitudes de ayuda financiera para proyectos relacionados con las obras y la misión de la Congregación. Nuestro trabajo es examinar cuál es la mejor manera de hacerlo. Bajo la dirección de Hma Anne Marie Monneraye, Ecónoma General, los miembros representan a su Provincia o Distrito dentro de la Congregación – Michelle Esquie para Francia / Bélgica, Ruthina Francis para África, Denise Lirette para Canadá y Maura Rodríguez Ordóñez para América Latina. Este año, tuvimos dos nuevos miembros en la Comisión: yo mismo por Inglaterra y Cordelia Pierre por Dominica. Sin olvidar la Sra. Marie Anne Charre, Asistente de Anne-Marie, y Hma. Marie Yvonne Fontaine, nuestra antigua Ecónoma General, que se unió a la Comisión durante algunas sesiones

 

Una mirada al futuro desde el pasado

 

«Así que cuando se encuentran, ¿cómo proceden?»

M.C.: «Después de una introducción general y del calendario propuesto para la semana, comenzamos revisando algunos de los documentos, datos demográficos y estados financieros que sirven de base y referencia para nuestro trabajo:

– La Regla de Vida de la Congregación, las Actas del Capítulo de 2016 y los documentos de la Iglesia sobre la gestión financiera de los institutos religiosos.

– Una presentación sobre la demografía de la Congregación proyectada para 2028, que pone de relieve nuestra propia fragilidad en términos de personal y las necesidades que esto plantea para el futuro.

– Los estados financieros de los tres fondos invertidos en Francia, Canadá e Inglaterra. Los tres mostraron un saldo positivo, así que pudimos revisar futuros proyectos y solicitudes de financiamiento.

 

Las reuniones de la Comisión son también una oportunidad para discutir proyectos que la Comisión ya ha apoyado en los últimos dos años. Nos preguntamos:

¿Cumplen los criterios establecidos en la Carta?

¿Podemos medir los resultados en relación con las expectativas de la Comisión?

 

Contrariamente a lo que se podría pensar, no son sólo las Provincias del Sur las que se benefician del fondo. En los últimos dos años, el Fondo de Solidaridad también ha apoyado:

– La peregrinación internacional del juniorado «Tras las huellas de nuestros fundadores».

– El Consejo de Congregación

– Una reunión y sesión de formación del equipo internacional del sitio web.

 

Compartir nuestra propiedad con otros

 

«¿Qué buscaron en las solicitudes de ayuda que recibieron?»

M.C.: «Esto se hizo en una sesión práctica donde estudiamos las solicitudes enviadas a la Comisión, principalmente desde la Provincia de África. El objetivo era hacer preguntas relevantes como:

– ¿Está la petición en conformidad con las directrices de la Congregación, de la Iglesia y con las necesidades del mundo de hoy?

– ¿Existe algún vínculo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la ONU en 2015?

 

Sharing our goods with others

 

Una de nuestras principales preocupaciones como Comisión es el mantenimiento continuo de un proyecto. ¿Quién lo hará? ¿Habrá una contribución financiera local de la gente a la que va dirigido el proyecto? ¿Desempeñará también la Iglesia su papel?

 

La petición de Kinshasa, la capital de la República Democrática del Congo es un ejemplo interesante. Aquí, las Hijas de Jesús apoyan el Centro de Alfabetización San José de Kermaria en un barrio muy pobre donde las familias tienen muy poco dinero para pagar la escolarización de sus hijos. Se solicitó el apoyo de la Comisión para la compra de máquinas de coser, material y planchas. El objetivo es permitir que los jóvenes estudiantes adquieran un título de costura y se pongan al día con los conocimientos básicos que no han adquirido en años anteriores. Ambos para darles un sentido de esperanza y una forma de conseguir un trabajo y así ayudar a sus familias.

 

Trabajar en colaboración

«Denise, creo que también invitaron a un orador externo. ¿Puede contarnos un poco sobre esta sesión?»

 

Denise Lirette: Tuvimos una mañana muy interesante con el Sr. Laurent Chèreau, quien nos habló sobre «Solidaridad Internacional para el Desarrollo y la Inversión» (SIDI). Es una sociedad anónima creada en 1983 con el objetivo de promover una economía social y solidaria mediante la consolidación de actividades económicas individuales y colectivas, iniciadas localmente en los países del Sur y del Este.

La Congregación ha estado participando financieramente en el apoyo de varios proyectos a través de las microfinanzas desde 2009. Es una forma de trabajar con otros socios para que los individuos o grupos puedan hacerse cargo de sus propias vidas. Al dar un paso más allá, SIDI creó un enfoque llamado «Transición Ecológica y Social» para apoyar proyectos potenciales que cumplan con los criterios de protección ambiental, equidad de ingresos y responsabilidad social.

 

Un momento para relajarse

 

«Mary Clare, creo que le han dado algo de tiempo libre…»

M.C.: «Sí, el grupo se enfrentó a la ola de calor y se tomó una tarde libre para ver algo de París con una interesante elección de ubicación – La Défense, ¡el distrito financiero al oeste de París!

 

Aquí tuvimos la oportunidad de admirar la impresionante arquitectura de las torres y la muy moderna iglesia de Nuestra Señora de Pentecostés. La visita a una exposición fotográfica en el techo del Gran Arco, «Legado – el patrimonio que dejamos a nuestros hijos» nos dio otra perspectiva sobre nuestra misión. En esta primera gran retrospectiva, el famoso fotógrafo Yann Arthus-Bertrand trabaja para sensibilizar a la opinión pública y desarrollar soluciones concretas para un estilo de vida más responsable que respete al planeta y a sus habitantes.

 

En muchos aspectos, plantea las mismas preguntas que la Comisión Económica Internacional. :

 

– ¿Qué legado dejamos a nuestros hijos

– ¿Qué transmitiremos a las generaciones futuras

– ¿Cuál es nuestra responsabilidad?

 

Luego, después de una revisión final de la sesión y una mirada al futuro, nos relajamos con una breve velada social con el Consejo General y la comunidad. ¡Un buen final para una intensa pero fructífera semana de trabajo!

 

Srs Mary Clare Mason and Denise Lirette dj

1 Comentario

  1. Gracias Dennis y Mary Clear por la puesta en común de este trabajo solidario de la congregación. Esto me ayuda a despertar la solidaridad y el deseo de promover comunidades autosostenibles y empoderadas.

    Hemos tenido de Maura unos muy buenos ecos que nos animan en esta búsqueda de una economía solidaria.

    De nuevo gracias a todo el equipo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 4 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This