Lectura de una película Inédita

A punto de dejar su misión en Honduras y regresar del todo a Canadá la hermana Alberta Magnan cuanta su testimonio como misionera y la gratitud que siente a las Provincias de Canadá y de América Latina, a su familia, y a Dios que le envío a este bello pueblo.

 

Actitud contemplativa

Arrodillada ante Dios, mi mente y mi corazón están cautivados por las imágenes que brotan de la vivencia de mis 35 últimos años en Honduras. Tierra acogedora, pueblo hospitalario y generoso. Iglesia del Sur viva y dinámica, Clero y Vida Religiosa creciente e integrado, (integrando) laicos y laicas cooperadores y dedicados, juventud y niñez alegres y dinámicas.

 

 

Se hace realidad en mí, el recorrido en los lugares y los compromisos:

  • El típico pueblo de “El Corpus” en donde se adelantó un proceso con el equipo de pastoral, iniciación en coordinación de Catequesis y Amas de Hogar.
  • Zona periférica de Choluteca “Barrios Unidos. San Pablo”: edificación de la parroquia, compromiso social de mujeres.
  • La fresca ciudad “San Marcos De Colón”: formación de parejas y familias, de catequistas y acólitos.
  • la generosa “Escuela Santa Teresita”, herencia entregada a la nueva generación de Hijas de Jesús.
  • La comprometida “Diócesis De Choluteca” al servicio de las parejas, las familias
  • La Juventud del “Instituto Santa María Goretti”. Todos estos lugares y personas que me han acogido y amado quedan vivos en mí y permanecerán ante Dios en mi oración.

 

  • Proyecto solidario para Escuelas rurales El Corpus 2012 -2019

 

Memoria agradecida

Apoyo a Escuela Santa Teresita, San Marcos de Colón 1997 – 2019

Esta película se desarrollará sin fin dejando en mí un canto de alabanza y acción de gracias. ¡Bendito sea Dios que me ha permitido compartir mi fe con el pueblo hondureño y enriquecerme de todos sus valores y bondades!

Agradezco a:

  • La provincia canadiense que aceptó este compartir
  • mi familia que siempre me apoyó
  • La provincia América Latina, Sector Honduras por su acogida y apoyo
  • La Diócesis de Choluteca que me permitió colaborar y servir.

 

Y la palabra “FIN” deja en mí el espacio de la comunión de vida y oración con todos los que Dios puso en mi camino y en mi historia.

Hermana Alberta Magnan h.j.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This