25 de julio – Día de la elección de la Superiora Generale

Después de pasar la noche anterior a la elección en silencio y recogimiento, los capitulares se reunieron en la sala capitular para una oración conjunta seguida de un tiempo de oración personal.

Oración de la mañana

Una hermosa oración de Canadá, «Pasando de una mesa a otra«, en forma de presentación de diapositivas, nos habló del servicio y del amor necesario para servir.

  • La mesa de la mañana en el Evangelio de San Juan 21, donde Jesús resucitado prepara un improvisado desayuno en la playa para los discípulos.

  • En la mesa del Señor siempre hay pan. Reconozcamos nuestro privilegio de ser invitados a cualquiera de las dos mesas.

  • En el relato de San Juan, oímos a Jesús decir: «Eh, niños, echad la red a la derecha y encontraréis peces».

  • Vean cómo interviene de tal manera que los llena. Esto es superabundancia como sólo Dios puede hacer.

  • Jesús sirve a los demás. Compartir el pan y el pescado es un signo de amistad para comulgar mejor juntos en el amor de Dios.

  • Después de la comida, Jesús le pide a Pedro que haga una profesión de amor porque tiene una importante misión que confiarle.

  • El trabajo pastoral implica mucho amor. De ahí la necesidad de su profesión de amor.

  • Jesús te espera en su mesa por la mañana. Él es la comida y la mesa y es el que sirve. ¿Quieres sentarte con él?

La elección de la nueva Superiora General

La Regla de Vida (n° 82.1) prescribe que :

« La elección de la Superiora General

es presidida y proclamada

por el Ordinario del lugar donde

se hace la elección,

o por un sacerdote delegado por él. »

Así, en presencia del Obispo de Quimper y Léon, Mons. Laurent Dognin, los capitulares procedieron a la elección, en debida forma, de la Hna Patricia Guillet, como nueva Superiora General de la Congregación de las Hijas de Jesús.

La nueva Superiora General, Hna Patricia Guillet,
a la izquierda con la antigua Superior, Hna Micheline Cormier

Nacida en Ile et Vilaine, en Bretaña, Patricia ya era consejera general. Todos la rodearon para felicitarla y desearle lo mejor para el futuro. También dimos las gracias a la Hna. Micheline Cormier, antigua Superiora General, por sus seis años de servicio. Ella confió: «Ahora es el momento de pasar

Eucaristía de Acción de Gracias

Un breve descanso y nos dirigimos a la capilla para una Eucaristía de acción de gracias por este importante momento. Después de la «mesa de la mañana» de nuestro tiempo de oración, venimos a la mesa del Señor donde reconocemos nuestro privilegio de ser invitados a la mesa del Señor donde siempre hay pan.

El canto de entrada, entonado en español, habla ya del sentido de cuerpo-congregación que hemos vivido desde el principio del capítulo y del Espíritu Santo al que hemos rezado con tanto fervor :

Pueblo de Dios

Todos unidos formando un solo cuerpo,

Un Pueblo que en la Pascua nació;

Miembros de Cristo en sangre redimidos,            

Iglesia peregrina de Dios

Vive en nosotros la fuerza del Espíritu                   

Que el Hijo desde el Padre envió,

El nos conduce, nos guía y alimenta,

Iglesia peregrina de Dios.

Lecturas adaptadas al día

El día de la elección cae en la fiesta de Santiago el Mayor, un pescador que esta remiendo sus redes cuando Jesús le llama para que le siga. Una cita perfecta para nosotros que, al principio del Capítulo, fuimos llamados, individualmente, a remar mar adentro y echar las redes. Monseñor Dognin, en su homilía, destacó también la relevancia del Evangelio de hoy, en el que la madre de Santiago y Juan implora a Jesús que dé los mejores lugares en el Reino a sus hijos. Jesús responde: «El que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor«. Este es un mensaje en línea con la Regla de Vida que habla del servicio de la autoridad en la Congregación.

Traemos, Señor …

En el momento de la procesión de ofrendas, las hermanas de todas las entidades traen pan, vino, tierra y sus frutos, un mapa del mundo :

Hna Lucy Alexander de la Isla de Dominica:

« Traemos, Señor, el pan amasado con nuestras manos que se convertirá en tu cuerpo. »

Hna Patrocinia Gutierrez Garcia de Honduras :

« Traemos, Señor, el vino exprimido de nuestras manos, que se convertirá en tu sangre. »

Hnas Marie Bontolé deAfricá y Liliane Abgrall de Francia :

« Traemos, Señor, nuestros dones, el fruto de nuestros esfuerzos, bendícelos de tu corazón. »

Hna Gisèle Lacerte de Canadá

«Traemos, Señor, este mundo herido por el mal, tú lo amas, lo proteges. »

Presentación de la Regla de Vida

Hna Micheline Cormier, la anterior Superiora General, entrega un ejemplar de la Regla de Vida a Hna Patricia Guillet, la nueva Superiora General, para significar su envío.

Como él, saber poner la mesa

El canto después de la comunión enfatiza aún más nuestro deseo de servir como el Señor sirvió.

Como él, saber poner la mesa
Como él, saber atar el delantal

Levantarse cada día
Y servir por amor, como él.

Una mesa de fiesta

El canto acompaña a las hermanas al comedor, esta vez a una mesa festiva. El chef ha preparado una magnífica comida acompañada de bailes y cantos.

Se puede decir que las Hijas de Jesús, incluida la nueva Superiora General, saben reconocer y agradecer los dones de Dios.

¿Qué pasa después por la tarde? Bueno, los acompañaderos nos dan una pequeña siesta y nos reunimos de nuevo a las 16 horas en la sala capitular. Ahora debemos comenzar la preparación del discernimiento para las elecciones de los Consejeros Generales del 27 de julio.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This