Novena al Niño Dios en tiempo del Coronavirus

 

Durante el período de confinamiento debido a Covid-19, la Hermana Irma Sánchez, Hija de Jesús, y el Padre. Niño, animado por videoconferencia, una novena de Navidad en París. Nos cuenta cómo los participantes lograron vivir su fe de una manera original.

 

¿Cuál es la tradición de la novena de Navidad?

 

Un groupe en train prier dans la rue, nbouigies à la main

Esta costumbre, que precede a la fiesta de la Navidad, está profundamente arraigada en Colombia, Venezuela y Ecuador. En otros países de Centroamérica como México, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras, y Panamá se celebra una tradición similar a las Novenas de Aguinaldos. En estos países se denominan «Las Posadas” y consiste en imitar la travesía que tuvieron que afrontar La Virgen María y San José buscando un lugar donde refugiarse antes del nacimiento del Niño Jesús. Al igual que la Novena de Aguinaldos, esta celebración se da del 16 al 24 de diciembre.

 

 

Entre las costumbres que tenemos, se realizan encuentros sobre todo en la noche, para acoger a las familias, los vecinos, los jóvenes a los niños, los adultos para cantar villancicos como un recordatorio al niño que va a nacer. Se canta con instrumentos o se improvisan, lo importante es la alegría del encuentro. Estos villancicos también están acompañados por oraciones a la Virgen María, San José, el Niño Dios y la familia. Al final de la novena, se comparten los platos típicos de cada país.

 

¿Cómo fue la novena en París?

 

Un grupo de familias que viven en París y en las afueras de la ciudad pidieron vivir esta experiencia de novena a través del Zoom porque, debido a las restricciones del toque de queda a partir de las 8 de la noche, no era posible reunirse con las familias para rezar juntos.

 

Yo me preguntaba, qué resultado iba a dar esta experiencia… cómo se iría a vivir la experiencia… Fue una gran oportunidad para reunir a las familias en torno al pesebre cada noche. Con un sacerdote colombiano, el padre Ronald, que está en París para estudiar Derecho Canónico, nos turnamos para animar esta experiencia de novena como Iglesia.

 

 

 

 

Nuestra animación se inspiró en la novena del Centro Bíblico de los Padres del Verbo Divino. Cada familia preparó su propio pesebre que descubrimos poco a poco cada noche, y fue con él que vivimos este tiempo de novena al niño Dios.

 

Durante nueve días, a partir del 16 de diciembre a las 20:30 horas, 35 a 40 familias que viven en Francia se conectaron para participar en esta tradicional fiesta de oración, reflexión, alegría y compartir desde pequeños testimonios. Incluso las familias que viven fuera de Francia se conectaron a través de Zoom para vivir esta solidaridad.

 

 

Cada noche había un tema en torno a la Sagrada Familia: José, María y el Niño, se empezaba con una ambientación según el tema de la novena, un hecho de vida iluminado con la Palabra de Dios y un compromiso en cada familia. Cada noche, una o dos familias animaban las diferentes oraciones de la novena. Estábamos todos reunidos como una familia, listos para cantar, para participar en este espacio de alegría, con la esperanza de que el año 2021 sea mejor que el que vivimos en el 2020. Al finalizar cada noche, cerrábamos con una pequeña celebración de lo que habíamos experimentado juntos.

 

Hemos descubierto dones y cualidades en varias de estas familias. Cada uno de ellos incluso se tomó la molestia de preparar deliciosos platos típicos en casa. Esta experiencia de celebración de la novena, se terminó el 24 de diciembre con la conmemoración del nacimiento del niño Dios entre nosotros. Esa noche, extendimos la reunión por Zoom hasta las 11 de la noche.

 

¿Qué aprendimos de esta experiencia?

 

Gracias a la sugerencia de algunas familias, nos arriesgamos a vivir algo nuevo juntos y esta experiencia se hizo posible.

 

 

El Papa Francisco nos invita a cultivar la ternura

que se refleja en Belén

y la esperanza que el Niño Dios nos ofrece.

 

A pesar de los graves problemas que hemos experimentado en el año 2020 y que han puesto en crisis nuestros valores y nuestros proyectos, queremos mantener juntos la esperanza y la ternura por las familias y el mundo.

 

Doy gracias a Dios por esta rica experiencia. Fue una oportunidad para conocernos mejor y compartir nuestra esperanza y nuestra fe viviéndola de una manera diferente.

 

Hermana Irma Sánchez, Consejera general

1 Comentario

  1. Gracias Irma, tenemos mucho que aprender de nuestros hermanos de los paises del sur.
    y que lo hayan podido vivir en Paris por video conferencia, con nuestros hermanos de America Latine me alegra muchicimo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 7 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This