Juntos en marcha

Desde el mes de Septiembre todas las comunidades de las Hijas de Jesús como también los laicos asociados se ponen en marcha.

Unas comunidades se reúnen para vivir una celebración propuesta por el Consejo General. “Poniendo nuestros pasos en los de Abrahán, Juan Bautista, nuestros fundadores y fundadoras, sostenidos por una promesa de fecundidad, estamos invitados a tomar nuestro bastón de peregrino, ponernos bajo la mirada de Dios y dejarnos guiar por su Palabra.”

Primero, compartimos lo que evoca en nosotros “ponerse en marcha hacia un capitulo general”.

Después meditamos el evangelio de Juan 1, 35-39 “Maestro, ¿dónde vives?” Les dice: “Vengan y lo verán”.

 

 

Pedir la gracia de un corazón libre

En un segundo tiempo, el Consejo General nos interpela: “En este momento de nuestra historia: Reavivar el don del carisma que Dios nos da. Pedir la gracia de un corazón libre, humilde, desapropiado, descentrado para discernir mejor los llamados urgentes y responder a ello con audacia, creatividad y dinamismo.”

Unas palabras de Madre María de San Carlos son proclamadas: “… No piensen en más que hacer la obra de Dios con un celo nuevo; somos todas sus hijas, miembros de la misma Congregación; la unión íntima de nuestros corazones es necesaria a la gloria del uno y a la prosperidad del otro.”

 

 

Una acción de gracias

Después cada una, como miembro de la Congregación y como laico asociado está invitada a dejar subir en su corazón una gracia o un don del Espíritu Santo que le gustaría pedir al Señor, para ella o para el Cuerpo entero: “La confianza”, “La fidelidad de Dios para con cada una”, “Por los responsables de la Congregación y los miembros del Capitulo general: el don de sabiduría y la audacia”, “Que el Espíritu Santo me conceda y conceda a cada miembro de la Congregación el don de discernimiento para proseguir el camino”.

 

 

Para manifestar nuestro compromiso, estamos invitadas a depositar en el visual el símbolo que hemos escogido: un bolso, un bastón de camino, una lámpara, la Regla de Vida…

 

 

Unas comunidades dan testimonio

“Nos reunimos en Carnac para la celebración de entrada al Capitulo General. Preparada antes por cada una de las Hermanas, se desarrolló en la oración, el compartir, la sencillez.

Fue seguida de una merienda-cena que nos permitió proseguir el compartir y vivir un buen rato fraterno.” Ploeren, Carnac y Ste Anne d’Auray


 

“Este fuerte vivido con otra comunidad ha sido la ocasión de sentir más la dimensión de Cuerpo. Las diferentes etapas se vivieron en la escucha y el respeto de las unas y las otras: intercambios muy interesantes, apertura, interpelaciones, desde la realidad de hoy.

Los textos coinciden con nuestras vidas y nos invitan a crecer juntas en la fe y la esperanza. El visual que sostuvo nuestra atención se enriqueció con los símbolos escogidos y depositados por cada una. Todos estos gestos significan nuestro compromiso a ser en nuestras vidas de cada día Testigos del Evangelio.”

Baud et Pontivy

 

En la confianza

“Este compartir en comunidad se vivió en la confianza.

Después de un tiempo de oración personal, cada una pudo expresarse libremente.”

“En la oración hemos retomado el compartir y la expresión de lo que sentimos profundamente en nuestra marcha hacia el capítulo provincial.

Me gustaba el bello visual realizado para las tres etapas: un bello cirio encendido simbolizando los países y la vida de las Hijas de Jesús, unos pasos en el camino.” Bignan

“En nuestra oración cotidiana comunitaria, las oraciones escritas cuando tuvimos la celebración son retomadas.

Ponerse en marcha es desplazarse en el espacio pero es también salir de sí misma. Ante el visual, la oración dada al principio del proceso nos reúne cada noche y nos lanza hacia el futuro.” Bignan

 

 

En marcha

Es en comunión las unas con las otras, que tomamos el camino con confianza, seguras de que el Señor se nos adelanta.

 

Expresiones recogidas por Agnès Miquel, hj, Pontivy, Francia

1 Comentario

  1. Felicitaciones a cada Hija de Jesús que ha sido invitada por Jesús a caminar con El, siguiendo sus pasos de más humanidad. A cada una donde este le deseo hoy día especialmente la gracia de acoger los llamados de Dios, a sentirse muy amada y favorecida por le Señor. Un abrazo con todo mi cariño

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This