Fiesta de San José

Unos peregrinos del Finistère nos comparten lo que vivieron el 1° de mayo del 2018 en Kermaría (Plumelin-Francia).

1er mai 2018 Kermaria

“Por mi parte, conocía esa casa por haber visitado alguna vez a unas Hermanas que se retiraron allí después de haber pasado algunos años en la comunidad de “l’Abbaye Blanche” en Quimperlé. Pero esa peregrinación, ¡no la conocía para nada!

 

Participo regularmente de las celebraciones con la comunidad que vive en Quimperlé, en la parte baja de la ciudad y tengo que decir que encuentro allí un clima apaciguador, una especial fraternidad en un ambiente siempre acogedor y caluroso.

Esos rostros, a veces marcados por el tiempo, respiran con toda sencillez la benevolencia y la bondad. En ese 1° de mayo, día feriado, no tenía otra opción sino juntarme con las organizaciones sindicales… o ir a tomar una bocanada de aire para retroalimentarme en los brazos de san José. ¡No dudé mucho tiempo!Gracias a la comunicación de las Hermanas sobre ese

acontecimiento, me inscribí para esa cita espiritual.

A las 9.00 estábamos en los buses y empezamos nuestro viaje por un breve recuerdo histórico y la oración de Laudes. Sabía que nuestro obispo Mñr Laurent Dognin presidiría esa peregrinación pero estaba lejos de imaginarme que se juntarían tantos sacerdotes para concelebrar la misa.

Fue una sorpresa agradable ver de nuevo algunos rostros muy conocidos y reencontrarnos

con esas Hijas de Jesús con quienes antiguamente nos codeábamos.

La misa de las 10.30 a.m. que reunió un buen número de fieles fue seguida de un picnic compartido y rico en intercambios. El tiempo que quedaba antes del rezo del Rosario dio la oportunidad de redescubrir, bajo el sol, estos jardines perfectamente mantenidos. Tiempo de oración, de retroalimentación para algunos, de compartir y de visita guiada de los lugares para otros… ¡Todos quedaron encantados!

A las 3.00 p.m., después del Rosario, vino el tiempo de la procesión que nos llevó al rezo de las Vísperas. Así se terminó ese día marcado por el signo de la fraternidad.

Volví a Quimperlé encantado de ese proceso diocesano y espero participar de nuevo de esta instancia. Gracias, Hermanas, por su acogida.

Fraternamente en Cristo con María y José,”

Patrick Vaineau, Diácono permanente.

Marie-Paule y Marcel

“Una bella fiesta de san José que empezó desde las 8.00 a.m. en Quimper con la linda acogida de una Comunidad local de las Hijas de Jesús.

Hemos viajado en dos buses con los numerosos peregrinos del Finistère, bajo un sol agradable de primavera, con tiempos de compartir, de oración y de visita de Kermaría. Nos hemos maravillado de la belleza y de una mantención perfecta de los jardines y edificios del lugar.

También hemos apreciado la acogida benevolente de las Religiosas que acudían espontáneamente a nuestro encuentro, nos guiaron a lo largo de todo el día y nos hicieron descubrir esos bellos lugares históricos de vidas consagradas.

Así estábamos dispuestos a compartir, en el recogimiento y la alegría, las distintas celebraciones del día, presididas por Mñr Dognin: Eucaristía, Rosario, Procesión y Vísperas.

El almuerzo en común en el comedor fue la oportunidad de intercambios y de compartir. En los distintos intercambios, nos llamó la atención la gran sencillez y humildad, al modo de san José, Artesano, Patrono de la Congregación.

Volvemos unidos en la oración con las personas encontradas que depositaron con toda confianza sus grandes dolores. ¡Ojalá san José las escuche y les dé paz!

En conclusión, vivimos una muy bella fiesta de san José, en la luz, la belleza, la acogida y el recogimiento de Kermaría en Locminé. Con todos nuestros agradecimientos,”

Jacqueline y Christiane

Todas las personas inscritas estando presentes, dejamos Quimper alrededor de las 8.00 a.m. bajo un sol “fresquito” que deja prever un buen tiempo. Breve detención en Quimperlé para que suban otros peregrinos y nos dirigimos hacia Kermaría donde se encuentra la Casa-Madre de las “Hijas de Jesús”. Es el rumbo de nuestra peregrinación a san José, patrono de los artesanos carpinteros y también de Kermaría. Ya en el bus, con fe, cantamos las Laudes y unos cánticos a san José.

A nuestra llegada, descubrimos la capilla de la Casa-Madre. Apenas tenemos el tiempo de bajar, ya nos acogen con los brazos abiertos las religiosas residentes que nos guían en el lugar.

Con alegría, nos reencontramos con les Hermanas Anne-Marie Pilven, Céline Le Douy y Madeleine Bellec, nuestras vecinas hasta el mes de enero pasado en la calle Kergoat-ar-lez, tan involucradas en el servicio de la Iglesia y que añoran las personas del barrio que ellas dejaron: fueron tantas las personas que ellas conocían. Las apreciamos a todas por su gentileza, su sencillez y su buen corazón. Las echamos de menos…

Magnífica misa orante presidida por nuestro obispo Mñr Dognin, asistido también por los sacerdotes de nuestra parroquia, los PP. Plouhinec, Guiziou y Jézéquel. Dieron un valor muy especial a nuestras oraciones, el fervor de los fieles siendo palpable.

Admiramos las flores en los jardines, el imponente cementerio donde descansan las Hermanas en la paz y la calma, molestadas solamente por el canto de los pájaros. Con emoción vimos el lugar donde están enterradas las Hermanas Sandrine Le Douy y Annick Le Noac’h, como la tumba de Mñr Fauvel que fue obispo de Quimper.

Rosario, procesión, Vísperas, bendición del Santísimo nos reunieron otra vez para terminar nuestra peregrinación.

Gracias a las religiosas de Kermaría que nos acogieron tan bien, ofreciéndonos una merienda antes que retomáramos el camino. Gracias a nuestras religiosas de Sainte Thérèse que organizaron tan bien el desarrollo de esa jornada: todo el mundo lo reconoció.

Fue una jornada de recogimiento grande y bella, un día de intercambio, de compartir y de paz.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This