Mujeres del mundo

Nosotras, mujeres, somos la mitad de la humanidad. Tenemos múltiples caras y somos de todas categorías, situaciones, culturas.

Nos encuentran en las calles, en las familias, en los lugares de trabajo, en inserción o en la casa. Tantas mujeres con o sin nombre para designarlas. Con ellas, llevamos en nuestra historia y en nuestro ser, las angustias, las esperanzas, las realizaciones, las luchas… de la vida de las mujeres.

M¡Estas mujeres, “soy yo, es ella, es mi hermana, somos nosotras! ”

Cuando Cristo dirige la Palabra a una mujer del Evangelio, la vida toma sentido para ella. Es una ayuda para borrar los adjetivos que le recuerdan sus miserias. Entonces, llega a ser alguien en sus propios ojos y en los ojos de los demás.

Esta Palabra de Dios es siempre de actualidad hoy día. Nos llama a buscar una respuesta al grito de la mujer, es decir, a sus aspiraciones para recobrar su dignidad y su verdadero puesto.

Samaritaine¿Cuál es el verdadero puesto de la mujer?

Es promover la comunión, el compartir responsabilidades. Es entrar en un mundo de interrelaciones y no de división ni de búsqueda del poder.Quelle est la vraie place de la femme?

Lo que las mujeres quieren es la libertad y la posibilidad de ejercer los dones regalados por Dios para el bien de toda la Iglesia y del mundo.

Tras Jesús y a su manera, nosotras, Hijas de Jesús somos invitadas a encontrar a las mujeres de nuestras sociedades que aspiran a levantarse.

No solamente trabajamos “para” las mujeres, trabajamos “con” ellas y en unión con otras redes para reivindicar leyes y estructuras que sean más justas para ellas y sus familias, para luchar por la igualdad entre los humanos. Luz 2

Delante de ellas y frente a todo lo que afecta su dignidad, tenemos que plantearnos interrogantes:

  • ¿Dónde está la grandeza que Jesús atribuía a las mujeres encontradas en su camino?
  • ¿De dónde viene esta creencia que la mujer sería un ser inferior y debe ser tratada como tal?
  • ¿En la sociedad y en Iglesia, ¿qué pasos podemos tomar concretamente en favor de la mujer?

S. Colette Gélinas fj

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 18 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This