¡EL VIENTO EN LAS VELAS!

Cada año, los laicos Asociados de las Hijas de Jesús de Trois-Rivières en Canadá tenían costumbre de realizar una cena-compartida para sostener un proyecto en Honduras. Pero esta cena no pudo realizarse debida a la pandemia). Sin embargo, siguen movilizados igualmente.

 

 

De nuevo, como la generosidad de la gente del lugar pedía solo a expresarse, los grupos de los Asociados de la Mauricie, en particular los de San Estanislao, han procedido a recoger donaciones por un total de tres mil tres mil dólares canadienses. Esta suma fue totalmente entregada a las Hijas de Jesús por sus misiones al extranjero, principalmente para el mantenimiento de la Casa de la Esperanza, en Honduras. 

 

 

El nacimiento del proyecto  «La Casa de la Esperanza» 

 

 «La Casa de la Esperanza «(Hogar de la Esperanza) fue fundada el 12 de diciembre de 1992, Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América Latina.  Este proyecto fue pensado por el Padre Guy Plante, sacerdote de la Catedral de Choluteca, Honduras, quien hizo un llamamiento a Teresa Normand hjy algunos laicos para realizarla.  Se trataba de acoger a los pobres que dormían en la calle, así como a las personas que vienen de las montañas para el hospital.

 

 

Esta vocación siempre continúa, pero se ha amplificado con la acogida de muchos inmigrantes que caminan a los Estados Unidos. También es sede de los mutilados que han caído de los trenes de fronteras entre México y Estados Unidos, y que han perdido un brazo, una pierna, o las 2 piernas que vienen a Choluteca para conseguir prótesis adaptadas a sus necesidades.  

Le «El “Hogar de la Esperanza” es un milagro de casi 30 años, ya que sobrevive gracias a la generosidad de gente de gran corazón, como lo son los Asociados de Trois-Rivières, Canadá.”  Hna. Teresa Normand

Sepan que, para estos pobres, este pequeño impulso es como un soplo de aire de la primavera, lo que les permite atreverse a creer en la intervención de la Divina Providencia.

 

La generosidad no tiene fronteras.

 

Gracias a todos estos generosos donantes que respondieron  “presentes ” al llamado.  Son Ustedes responsables de la Esperanza llevada a estas poblaciones desfavorecidas en este período de austeridad que estamos atravesando.  ¡Bravo!

 

 

Gracias También a todos los Asociados por haber adaptado el paso para la 15ª Edición, permitiéndonos así mantener prendida nuestra llama olímpica de la cena–compartida.

¡El Viento en las Velas para el próximo año!

 

Señor Jean-Paul Rousseau, Asociado fj

Trois Rivières Canadá

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This