El Camino Para la Paz, no es Tarea de unos Pocos, es de Todos

Dora logo

La Comisión de Conciliación Regional -Villavicencio es un espacio que se articula con la Comisión de Conciliación Nacional, abaladas por el episcopado colombiano y la búsqueda de la sociedad civil local y regional, que pretende la humanización del conflicto y en lo posible, el propósito de la paz. En su objeto una Comisión de Conciliación Regional “es una entidad autónoma e independiente, convocada por los Obispos de una región Eclesiástica, o el Señor Obispo de una Jurisdicción, integrada por ciudadanos de diversos sectores y vertientes de pensamiento. Además, se entiende como ente interlocutor regional de la Comisión de Conciliación Nacional CCN, interrelacionándose a la vez con las demás CCR[1] Comisión de Conciliación Nacional, Bogotá sept 4 de 2014

Dicha C.C.R busca construir fundamentos de una política regional y local de reconciliación y paz para acompañar los procesos de pos-negociación y el logro de acuerdos para la resolución de conflicto, asimismo Impulsar y exigir la aplicación de las normas del Derecho Internacional Humanitario y de acuerdos de humanización del conflicto que amplíen los márgenes de protección de la población civil y de los no combatientes, especialmente de las víctimas.

La CCN, propone a la CCR dedicarse a analizar periódica y permanentemente la situación regional en torno a conflictos existentes en su región y a elaborar unos mínimos regionales que responden a la realidad de su región, tomando los ocho mínimos del “Acuerdo Nacional de Mínimos para la Reconciliación y la Paz” como hilo conductor.

Desde 2013 la CCR, ha venido realizando unas acciones que evidencian las propuestas para dicha comisión entre ellas las reuniones periódicas del equipo convocado mes a mes por el Señor Arzobispo de Villavicencio Oscar Urbina, algunos foros con población civil y debates con los candidatos a alcaldías y de la gobernación en las elecciones de dichos candidatos. Por otro lado CCR participó en el foro “El fin del conflicto y la refrendación, implementación y verificación” (puntos tres y seis de la Habana) los cuales se trabajaron y expusieron en las diferentes mesas y lo que se pretendió en dicho foro fue la participación de diversos sectores sociales, buscando recoger un sin número de propuestas. Con el propósito de tener más luces para encarar la fase final del proceso de paz adelantado en la Cuba, con el fin de hacerla “estable y duradera”[1]Apuntes de las Conclusiones Foro fin del conflicto, abril 2016 Bogotá. Hotel Tequendama.

El paso a seguir en la CCR es la catedra para la paz asumiendo la propuesta de “Artesanos del perdón, la reconciliación y la Paz” [1] Conferencia Episcopal de Colombia, Bogotá D. C. Impreso Pictograma Creativos S.A.S 2016

Asimismo, en este espacio la Arquidiócesis de Villavicencio en la cabeza de Monseñor Oscar Urbina buscaremos compartir con nuestros lectores durante algunos meses los elementos que requiere este proceso de paz en nuestra región, con esto se quiere apostarle a una paz duradera y reconciliada. Para ello es necesario valernos de todos los elementos que integra a una persona con un corazón capaz de perdonar, de reconciliarse y buscar así la paz para nuestra tierra querida.

Este camino del perdón, la reconciliación y la paz propone un itinerario para la reflexión que todos estamos invitados a seguir de la mano del Buen Samaritano Lucas 10, 25-37.

Los enunciaremos aquí y en nuestros próximos artículos los iremos desarrollando dora Ima.

  1. La reconciliación es misión de la Iglesia
  2. Icono; el Buen Samaritano. (Lc 10, 25-37)
  3. El camino que nos espera
  4. Reconciliarnos con la naturaleza
  5. María icono de la paz y la reconciliación
  6. Criterios pastorales y compromisos de la Iglesia
  7. Líneas de acción y compromisos de la Iglesia
  8. Conclusiones

 

Junto con estos elementos propuestos por el Episcopado Colombiano la proponen la CCR estamos recogiendo un análisis de la realidad de la región en términos de las acciones que generan violencia y los actores que las provocan y así mismo las acciones que desde la provincia se van adelantando en favor de la paz, la acciones a implementar y la articulación de acciones que propenden una participación real de la población civil en las herramientas para afrontar el pos conflicto.

Como Hija de Jesús me siento muy motivada a dar tiempo a estos espacios que son de vital importanDora Colombiecia en este momento en los que el papa francisco nos invita a ir más allá de nuestros propios espacios. Trabajar para esta CCR, me ayuda a estar atenta al proceso de paz a ser vigilante a lo que se vive de primera mano es este proceso de negociación en Cuba y a decirme que : si la vida la hemos consagrado para gastarla en ayudar a otros, la realidad me exige sacrificios y tiempo para ello, este es un espacio que saco al trabajo que tengo como responsable de la coordinación del programa de primera infancia en el jardín San José de la Reliquia en la Fundación Camino de la Esperanza en Villavicencio

 

Sœur Dora Cecilia Ramos Castañeda

Fille de Jésus de Kermaria

Sociologue

Secrétaire de la CCR de Villacencio

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This