Centenario del nacimiento de Hna Gemma Beaulieu – Una doble historia

En el primero de los dos artículos sobre la celebración de este centenario en Honduras, una Hermana Mensajera de la Inmaculada Concepción no solo nos recuerda la fundación de su Congregación sino también una era misionera contemporánea en la historia de la nuestra, las Hijas de Jesús.

Discurso de celebración

El 10 de enero de 2023, al celebrar el centenario del nacimiento de la Hermana Gemma Beaulieu (1923 – 1996), estamos agradeciendo a Dios de haberla elegido como la fundadora de las Mensajeras de la Inmaculada Concepción. Dios la ha dotado de virtudes y dones como: humildad, fe, perseverancia, amor por los pobres y la Iglesia. Es la razón por la cual celebramos hoy su vida en ocasión de su 100e aniversario. Su espíritu vive en nuestra Congregación, nos anima à ir adelante con este proyecto de evangelización que cada una de nosotras, Hermanas Mensajeras, tenemos en mano.

Hoy, tenemos la alegría y el privilegio de tener entre nosotras, Hermana Ursule Beaulieu, sobrina y ahijada de Hna. Gemma, y ​​que también es una religiosa de la Congregación de las Hijas de Jesús. Hizo el viaje desde Canadá para participar a esta celebración. Le agradecemos por su preciosa presencia en este momento histórico en que viven las Hermanas Mensajeras.

Gracias a las Hijas de Jesús

Nuestra gratitude va a la Congregación de las Hijas de Jesús, porque era mientras ella seguía siendo Hija de Jesús que Hna. Gemma, anteriormente Hna. María Ana Del-Salvador, sintió el llamado a fundar a las Mensajeras. Dios ha puesto en ella su mirada para emprender un nuevo proyecto de muchos desafíos, y fue la gracia de Dios la que la invitó a proseguir hasta el final. Gracias a su testimonio, hemos aprendido a caminar con valor y optimismo a pesar de las dificultades.

El contexto histórico

El pequeño resumen de la fundación de las Mensajeras que sigue, es tomado del libro “Firmado de una cruz” (Desclée, París, 1990) por Hna. Henriette Danet, hj

El primer país de América Latina en recibir a las Hijas de Jesús fue Honduras con la Fundación de una comunidad en Choluteca en enero de 1957. Además de otros ejes religiosos, sociales y educativos, las nuevas Hermanas Misioneras tenían fe en el futuro de la vida religiosa para jóvenes hondureñas.

Por lo tanto, se abrió un noviciado en 1962, pero “al parecer la organización rápidamente resultó inadaptada para el país, la mentalidad, el temperamento de las jóvenes aspirantes. “

Después de un breve período de vacilación, la responsable tomó consejos y se le sugirió que promoviera el nacimiento de un instituto autóctono. Después de “grandes dificultades y oposiciones vencidas”, la comunidad de las Mensajeras de la Inmaculada fue inaugurada el 21 de mayo de 1964, con el estado de Asociación. Finalmente, en 1976, obtuvo el estado de un Instituto de Derecho Diocesano y en 1997, la Fundadora, Gemma Beaulieu, tomó la dolorosa decisión de dejar la Congregación de las Hijas de Jesús para comprometerse definitivamente en el Instituto de las Mensajeras.

Oremos al Maestro de la cosecha

Nuestra Fundadora siempre será un tesoro precioso en la vida y el recorrido de nuestro Instituto. Su herencia es un gran estímulo para proseguir este proyecto emprendedor y esperanzador. Hoy, los Hermanas Mensajeras de la Inmaculada continúan sirviendo a partir de nuestro carisma inspirado por Cristo Siervo e María Inmaculada, la sierva del Señor.

Estamos presentes en varias diócesis en Honduras y en una misión en Nicaragua, con muchos deseos de extender aún más nuestro servicio misionero en la Iglesia. Oramos al Maestro de la cosecha para que nos envíe vocaciones santas y verdaderas para dar continuidad al Instituto de las Hermanas Mensajeras de la Inmaculada, fundada con una profunda fe, amor y esperanza por la Hermana Gemma Beaulieu (Hermana María Ana del Salvador).

Las Hermanas del Instituto Mensajeras de la Immaculada,

Honduras

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − trece =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This