ARICHAT, primera comunidad en Acadie

CIERRE DE LA COMUNIDAD DE ARICHAT
NOUVELLE-ECOSSE, CANADÁ

«Después de un feliz viaje y de una noche en Puerte de Mulgrave, a las diez tomamos el barco y llegamos a Arichat cerca de las tres de la tarde. Es la vispera de Navidad… «

Couvent ArichatEs así que Madre Marie de Ste-Elizabeth cuenta en su diario su llegada a Arichat acompañada de Hermana Paterne-Marie, el 24 de diciembre 1902.

Reelemos con emoción las páginas de este diario que relatan la fundación de la primera comunidad en Acadie, cuando nos preparamos a dejar este lugar donde las Hijas de Jesús trabajaron durante 112 años. Numerosas Hermanas se dedicaron a la educación, tanto en el pensionado como en las escuelas, otras cuidando enfermos, dando catequesis, trabajando en pastoral parroquial. La Hijas de Jesús estuvieron presentes a la población compartiendo alegrías y penas dejando raices profundas que se propagaron en los pueblos vecinos del sector de Richmond.

Con los años, el número de Hermanas ha disminuido y hoy día en julio quedamos dos en el gran convento. La edad avanzada dificulta también un compromiso continuo. Entonces, es con mucha pena que dejamos este pueblo simpático, pero nos alegramos al saber que el carisma de las Hijas de Jesús seguirá vivo en esta casa después de nuestra partida. Eventualmente será la casa de un grupo de jovenes adultos minusválidos. Confiamos a San José y a Nuestra Madre de la Asunción este projecto querido de nuestros corazones .

Demos gracias al Señor por estos 112 años, por todas las Hermanas que vivieron el carisma de las Hijas de Jesús en Arichat, por el pueblo que nos acogió y que sigue manifestando su cariño y agradecimiento.Cté Arichat

Las dos últimas Hermanas quitaron Arichat el 22 de Julio 2014.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 11 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This