Alégrense, griten de alegría

Los 17 y 24 de junio de 2021, grandes días en Kermaria Francia. Es la fiesta de nuestras Hermanas en Jubileo: una oportunidad para reunirse después de varios meses de confinamiento.

 

Este jueves 17 de junio

 

Está lluviendo, lluve desde temprano esta mañana. Pero las Hermanas que se interpelen en una feliz agitación, con gritos de agradecimiento y risas bajo las máscaras, todo dice que es día de fiesta en Kermaria. Es la Fiesta de las que celebran Jubileos,de 50, 51,.60, 61 años. Están allí, excepto siete cuya muerte es señalada por una candela sobre el altar, y algunas otras ausencias debido a la salud o la lejanía.

 

 

 

 

Alégrense, griten de alegría

 

A las 10:30 horas, la Capilla está bien ocupada, la misa comienza y el canto «Alégrense, griten de alegría» invita los corazones a la acción de gracia. La palabra de acogida de la Hermana Anne, Provincial, nos solidariza todavía más.

La Palabra de Dios nos reitera la base de nuestra fraternidad. El celebrante, en su homilía, nos exhorta a la gratuidad. Nos unimos a la renovación de los votos de las Hermanas de los Jubileos, prolongados por la canción de la oración de San Ignacio «Dame, Dame, dame, dame solo de amarte».

 

 

Acción de gracias

Sí, una hermosa fiesta donde se sintió la alegría, y la comunión de los corazones en la Acción de Gracias.

Por supuesto, una buena comida reunió a los Hermanas celebradas bajo un cielo gris que no oscureció los corazones.

Por otra parte es seguro, Saint-Joseph ha velado al buen desarrollo del día

 

Sr. San Pablo, Tonneins, Francia.

Jueves 24 de junio

 

La celebración eucarística comenzó con la canción «Aquí estamos ante Ti, o nuestro Padre, reunidos delante de Ti bajo su nombre. Estamos frente a Ti o nuestro Padre, servidores en todo lugar, de tu mayor gloria. »

En su palabra de acogida, Anne, nuestra Provincial nos reitera: «Es hoy que el Señor se manifiesta. Alegrarse es experimentar una gran alegría «.

El celebrante africano, sacerdote en Locminé, nos recuerda la importancia de la fidelidad.

«Es Él quien les ha escogido, séanle fieles.

Luego viene el tiempo de la renovación de los votos.

Nuestra celebración se termina con el canto del Magníficat.

 

Un tiempo de convivencia

 

 

 

Es en la sala del Sagrado Corazón que las Hermanas se encuentran para una comida suculenta y amigable. Este momento está puntuado por la canción quercynois de la región de Cahors, en el sur de Francia «Se canto, que Canto, Canto, no por Iéu, Canto por mi MIE, ese alueun de Iéu. «, lo que significa:» Si él canta, que cante, no es para mí, él canta para ma mie, que está lejos de mí. »

Algunas se lanzan en una danza bretona llamada «el Laridé”

Al final de la jornada, cada una regresa a su casa con la alegría en el corazón, y en la acción de gracias.

 

Agnès Miquel, FJ, Poncivy, Francia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This