Una fiesta de Congregación compartida

 

Las Hijas de Jesús en Westgate on Sea, Inglaterra, invitaron recientemente a las Hermanas Ursulinas a una merienda festiva. Fue una oportunidad para agradecerles los más de cuarenta años de amistad y colaboración y para reflexionar sobre las similitudes de nuestras historias y misiones.

 

Los tiempos han cambiado

En 1978, las Hermanas Ursulinas de la Unión Romana de la Orden de Santa Úrsula (OSU) acogieron calurosamente a las Hijas de Jesús en Westgate on Sea, una pequeña ciudad costera del sudeste de Inglaterra. Desde entonces, se ha desarrollado una relación de apoyo mutuo y de compartir, incluyendo la apertura de las puertas de la comunidad de Lourdes de las Ursulinas a las Hijas de Jesús que necesitan cuidados y alojamiento.

 

 

Como nuestra propia Congregación, las Ursulinas han visto su situación cambiar y evolucionar. En 1903 y 1904 respectivamente, las Hijas de Jesús y las Ursulinas se vieron obligadas a huir a Inglaterra debido a la aprobación de leyes que impedían a las Hermanas continuar su trabajo de educación cristiana en Francia. Al igual que nosotros, fundaron internados católicos para niñas que eventualmente se convirtieron en escuelas secundarias coeducativas muy respetadas.

 

Su escuela en Westgate está ahora bajo la responsabilidad de la diócesis, y el noviciado ha sido transferido a otro lugar. El mantenimiento de la residencia de ancianos ha demostrado ser una carga pesada para la USO y su futuro está siendo considerado. Algunas de las Hermanas ya están avanzando hacia nuevas inserciones, pero las Hijas de Jesús no podían dejarlas ir sin agradecerles los más de cuarenta años de amistad y colaboración. De ahí la invitación a una merienda festiva.

Una fiesta de la Congregación compartida

 

Por feliz coincidencia, las dos Congregaciones comparten la misma fiesta, el 25 de noviembre. La Hermana Teresa OSU, la administradora de la casa, también se había enterado de que ese día comenzábamos un «Año de Cumpleaños» y por lo tanto incluyó un himno a San José para nosotros en la Misa de ese día. Como la gran capilla de las Ursulinas ya no se utilizaba, la misa se celebraba en el antiguo salón de la comunidad, ahora llamado «Espacio Sagrado». Algunos residentes de la residencia de ancianos estuvieron presentes mientras que otros siguieron la celebración viendo un circuito cerrado de televisión.

 

Incluso el Evangelio del día – San Lucas 21, donde la viuda, golpeada por la pobreza, da todo lo que tiene – era apropiado para la ocasión. Como dijo el capellán en su homilía, Ángela Merici, fundadora de las Ursulinas en 1535, y las diversas fundadoras y fundadores de las Hijas de Jesús en 1834, habían dado todo para formar órdenes religiosas que respondieran a las necesidades de los tiempos. A principios del siglo XX, las Hermanas volvieron a responder a estas necesidades en Inglaterra.

 

 

 

Hacia el futuro

 

A medida que se acerca el año 2020, ambas Congregaciones deben adaptarse a las nuevas circunstancias como la edad y la disminución del número de Hermanas. A pesar de la incertidumbre del futuro, siguen viviendo la misión a la que han sido llamados y se esfuerzan por afrontar los retos que se les presentan:

 

  • Para que las Hermanas Ursulinas «vivan y sirvan en unión con Cristo en medio del mundo».

 

  • Para que las Hijas de Jesús sean «sembradoras de esperanza»

 

 

Hna Mary Clare Mason hj

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This