Nosotras, ¡las «abuelitas de lo espiritual»!

A nosotras, las mayores que salimos poco, cada trimestre, una jornada de réflexión, animada por Henriette Danet, se nos ofrece en la casa. Somos 6 comunudades e invitamos también alas vecinas y a los/las asociad@s : Plonéour, Saint-Évarzec, Guidel, Quimperlé, Bignan, Ploërmel. Ni lápiz ni papel ni libro… sino, cada vez, unos diaporamas, unas películas y una buena dosis de humor nos ayudan en la reflexión.

Ese trimestre, durante el tiempo del Adviento, estamos en espera, ¿pero de qué ? Hemos reflexionado sobre las esperas de la edad avanzada.

courbe-esp

 

Nuestra curva biológica baja…

 

 

 

Pero nuestra curva espiritual debe subir, comme la de las grandes figuras bíblicas : Jérémias, Abrahán y Sara dentro un buen listado de tantas mujeres, biologicamente dichas estériles pero fecundadas por Dios.

courbe-ascendante

Entonces, en vez de esperar la «gran travesía», ¡esperemos la venida del Niño! Estamos pasos-de-diosemocionadas cuando escuchamos a varias de nosotras que dicen: « Esperaba la muerte, pero ahora espero otra cosa ». Esa otra cosa bien podría ser una promesa de Dios que está viniendo hacia nosotros.

Entonces, con Jeremías «¡abrochémonos los cinturones!», ¡Dios nos viene al encuentro bajo la figura de un Niño!:

« El Verbo de Dios ha venido al ser humano para acostumbrar al hombre a entender a Dios y acostumbrar a Dios a vivir en el hombre. »

Irénée de Lyon, Adv. Haer. III, 20, 2 .

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + quince =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This