Vivir la misión en una dinámica sin fronteras

La visita del Consejo General en Trois-Rivières ha sido para nosotras excepcional en el lugar de residencia donde vivimos desde el mes de Julio.

 

Cada una pudo expresarse sobre las « fronteras » que tenemos que cruzar.

 

Un nuevo lugar de vida otro que Kermaría.

 

Cada una tuvo que encontrar puntos de referencia en otro ambiente, en su nuevo « hogar ». La frontera que cruzar, es de no caer en el aislamiento ; hacer comunidad de otra manera.

 

El compartir del cotidiano con las Hermanas Ursulinas y Carmelitas

Vivir con otra Congregación es, para mí, profético, ser Iglesia de otra manera,

acogiendo y respetando el carisma de cada una.

 

La acogida de Laicos

 

La llegada de laicos es una riqueza más :

  • Es el mundo que viene a nosotras.
  • Salir de nuestras rutinas.
  • Abrirnos a la riqueza de la diversidad.

 

Una semillita de nada

El Consejo General entregó a cada una semilla, símbolo de la esperanza que nos anima.

Gracias al Consejo General por haber sido atentas a nuestra nueva realidad.

 

Pauline Lessard, hj, Trois-Rivières, Canadá

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This