Un encuentro rico en compartir

Las asociadas del grupo de Bignan (Francia) y las Hermanas de la comunidad se encontraron el Sábado 27 de Junio para un compartir acerca de la pandemia del Covid 19.

Tres tiempos propuestos sirvieron de trama para este encuentro.

Ante esta pandemia, hemos sentido temor, peina, tristeza. Cada una evoca un hecho que la entristeció:

  • el temor para sí misma y para los familiares, frente a una enfermedad muy contagiosa,
  • la compasión, durante el confinamiento, con respecto a las personas aisladas y frágiles, a familias apretadas en su alojamiento,
  • el hastío frente al aislamiento, a la soledad,
  • el largo tiempo sin celebraciones, particularmente durante las fiestas pascuales.

Pero también:

  • las numerosas comunicaciones telefónicas y por internet,
  • las oraciones por los enfermos, los cuidadores de salud…

El canto “El Señor es nuestro auxilio” termina este 1er tiempo.

Foto tomada cerca del pozo de Bignan,

*lugar histórico: lugar de origen de la Congregación

*lugar simbólica en la Biblia: lugar de encuentro en el Antiguo y el Nuevo Testamento.

 

Lo que nos alegró

Durante este período, hemos podido conocer hechos, comportamientos, palabras que nos alegraron. Compartimos.

Pudimos realzar la atención a lo que se vivió en el país de la que nos informaron los medios. Como actitudes positivas:

  • los gestos de compartir, solidaridad, atención para con las personas mayores o frágiles,
  • actitudes des desconfianza, aún en contra de los cuidadores de salud sin embargo apoyados por la mayoría…

 

«Pueblo de hermanos, pueblo del compartir»

El canto “Pueblo de hermanos” clausura este segundo tiempo.

Después, tomamos el tiempo de la oración personal y compartida.

Nos marchamos, ricas de nuestros intercambios, esperando el próximo encuentro.

 

La comunidad de Bignan, Francia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This