Un mosaico, reflejo de la Madre Maria de San Carlos

La Congregación de las Hijas de Jesús cuenta con más de una figura fundadora. No es raro, sin embargo, que una hermana se sienta más atraída por una u otra de ellas. Para la hermana Francine Pâquette, de la Vice Provincia de Trois-Rivières, Canadá, es la Madre San Carlos que la ha cautivado durante toda su vida. Después de diez años de búsqueda para su sanación personal, la hermana Francine acepta compartirnos el fruto de su trabajo.

Una mujer con un corazon de fuego

La Madre María de San Carlos marcó la Congregación, tanto por su rica personalidad como por el ánimo misionero que le dio como religiosa apostólica. Desde el inicio, la primera página de la obra de la hermana Francine nos hace descubrir la herencia espiritual que esta antecesora nos dejó. Un mosaico que nos la presenta como una mujer con un corazón de fuego, capaz de comunicar a todas las generaciones, su amor por Cristo encarnado.

Un cuento

La idea original de la hermana Francine es de permitirnos encontrar esa mujer, no de una forma biográfica sino más bien desde un cuento a descubrir. A partir de una carta ficticia escrita en 1882 de la Madre María de San Carlos, ella ira a una comunidad para resolver un problema. Aprovechará su estadía para intercambiar con las jóvenes internas que desean conocerla.

Buscar toda su vida la voluntad de Dios

Las notas de relectura, los escritos recogidos e integrados por la hermana Francine muestran como, para esta antecesora, el « Aquí estoy, mi Dios, para hacer tu voluntad. » oriento toda su vida. En las alegrías y en las adversidades, en las más pequeñas cosas como en las más grandes de su responsabilidad, su gran deseo fue de buscar en todo el beneplácito de Dios.

Y para nosotros hoy?

Aunque el contexto de vida del siglo 19 es muy diferente del nuestro, la influencia de esa mujer nos guía hoy todavía. Para la hermana Francine, pone de relieve unos rasgos de la vida de la Madre María de San Carlos, esos rasgos pueden estimularnos a seguir viviendo a la manera de Jesucristo, en un camino de humanización.

Se da cuenta, en efecto, como la vida y los escritos de esa co-fundadora traducen la actualidad de nuestro carisma en su época, como para nosotras hoy. Su testimonio nos invita a quedarnos abiertas y a la escucha de nuestro mundo y, como ella, avanzar con audacia y creatividad.

Espíritu Santo, llénanos de agradecimientos por nuestra historia.

En los pasos de nuestros fundadores y fundadoras,

que la Palabra de Dios empape nuestra vida!

…Haz crecer en nosotras la confianza que no decepciona

y la apertura que dinamiza nuestro caminar

en los caminos de vida y de felicidad.

Colette Gélinas fj

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This