Cuidar la vida para tener más vida

Los pobres y la tierra están clamando: Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz, para proteger toda vida, para preparar un futuro mejor, para que venga tu Reino de justicia, de paz, de amor y de hermosura. Alabado seas

(Oraciones del Papa Francisco por la protección del planeta, Laudato Si’ 246)

 

Les comparto algo de mi experiencia.

Durante mi permanencia en el campo, nace la inquietud de producir cultivos orgánicos como protección de nuestra salud y del planeta produciendo comercialmente cerezas, frambuesas, hortalizas y praderas orgánicas. Simultáneamente realicé un diplomado en el centro de educación tecnológica (CET) donde aprendí a producir mis propios fertilizantes usando los desechos de animales, cosecha y de la cocina con los que produje compost, humos (lombricultora) y otros fertilizantes.

 

Participo en una agrupación de cuidadoras de semillas nativas, organizando encuentros con agricultores y pobladores en la comuna de Tucapel y ahora en la ciudad de Los Ángeles, bajo el alero del CESFAM nororiente de la ciudad (Centro de Salud Familiar); esta idea ha sido replicada en consultorios rurales dependientes de la misma organización

 

Trato de entusiasmar a otras y a otros con esta práctica.

He realizado talleres a pacientes crónicos para que produzcan sus propias verduras y fertilizantes de manera orgánica, en los patios de sus casas, utilizando elementos reciclados (botellas, cajas plásticas, envases de alimentos, utensilios en desuso, etc.)

 

 

 

Promuevo la producción de humus regalando lombrices californianas a quien lo desee, comparto mis almácigos y recetas para la elaboración de té de frutas y zanahoria. En el pequeño patio de mi casa, en la ciudad, cultivo verduras y flores en repisas de palet, en maceteros de botellas desechables, en envases plásticos varios, almácigos en cajas de huevos y humos (lombrices) en tarros de basura grandes.

 

 

En todas estas actividades he contado con la participación entusiasta de profesionales del CESFAM nororiente de los Ángeles, con campesinos y especialmente con mi familia.

Margarita De La Cruz, asociada, h. J. (Chile)

Comunidad de asociadas “Constructores del Reino”

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This