Tiempo para celebrar

 

Desde su juventud, francesas y canadiense, soñaban ofrecer su vida al Señor y hasta marcharse para una lejana misión. Ya hace sesenta, cincuenta y seis años que se pusieron en camino para la vida religiosa y desde muchos años trabajan con celo apostolico en tierra camerunesa.

 

 

“Qué bueno festejar a nuestro Dios,

qué bello cantar su alabanza”

 

 

En este día, 12 de Mayo 2020, en nuestro confinamiento, jóvenes hermanas africanas Hijas de Jesús y aspirantes a la vida religiosa, estamos reunidas en la comunidad de Mvolyé, Camerun, alrededor de nuestras cuatro hermanas mayores: Hna Jeannine Le Strat, 60 anos de vida religigiosa, Hermanas Jacqueline Bregardis, Patricia Pellerin y Elizabeth Monvoisin, 56 años de vida consagrada en el seguimiento de Cristo y de nuestros fundadores para celebrar su aniversario de compromiso en la Congregación de las Hijas de Jesús.

 

 

Claro, teníamos que subrayar esos numerosos años de “Honrar la Humanidad Santo del Hijo de Dios” (Regla de vida no 3) según la gracia de su vocación. El tiempo pasó sin deteriorar la juventud de su corazón, siempre felices y “brillantes” como el diamante.

 

¡Que orgullosas somos de tener y ver a nuestras Hemanas mayores! Ellas fueron y siguen siendo piedras vivas y preciosas para nuestra familia religiosa en nuestra provincia África donde consagraron lo mejor de su vida, preocupadas como Jesús, a llevar la humanidad hacia el Padre.

 

¡Qué émoción oírles hablar de su primer llamado con una gran libertad interior! Una vida de amor, decía una de ellas:” hacer todo por amor, amar de todo corazón, desarrollar el tesoro de uestro corazón: el amor.”

 

Nos maravillan esos testimonios emocionantes. Como no seguirlas para guardar la misma alegría de vivir nuestra pertenencia a Cristo y a la Congregación, y cantar con ellas:

 

 

“Mi alma canta las maravillas del Señor

Que toda mi vida riende gloria a mi Señor”

 

 

Gracias Hermanas por todo lo que son para nosotras hoy.

 

Hna Chrescence Beyala hj

 

 

2 Comentarios

  1. Hola Chrescence que bien es escuchar el testimonio de las Hnas mayores y también de las jévenes, dos etapas distintas..Un solo llamado. Necesarias las unas a las otras que bendición poder celebrar así en la integeneracionalidad y la internacionalidad la fe que nos une, nos convoca.
    Un abrazo y antes de terminar mayo, les deseo feliz fiesta de su primera consagración como religiosas a las Hnas que celebraron este mes.

    Responder
  2. Muchas felicidades hermanas de la provincia de África.
    Me alegra verlas, que bien que han logrado celebrar tantos años de entrega al señor.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 18 =

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This