En la dulzura de la Navidad

En Bignan Francia, la comunidad de las Hijas de Jesús han experimentado «visitaciones»: pequeños gestos de la vida cotidiana, de atención al otro que proporciona una alegría que nadie puede ignorar. Esto es todo eso que hace la dulzura de la Navidad.

En una actualidad a menudo sombría, a veces trágica, la Navidad nos invita a buscar, a acoger en la sencillez la dulzura de la Navidad. Es en estos hechos que nos parecen insignificantes: como el intercambio de una sonrisa, la alegría de un encuentro. Es allí donde se anida la dulzura que nos lleva de vuelta a la infancia y que nos invita a acoger en  la alegría los bienes eternos que el nacimiento del Señor nos trae.

Navidad a la comunidad

El día antes de Navidad, esta alegría nos llega inesperadamente.

Michel, sobrino de Marie Thérèse, acompañado por sus tres nietos, nos ofrece un concierto de Navidad. No falta nada: guitarra, flauta transversal, triángulo… todo puede comenzar «Toca mi timbre» y muchas otras canciones que todos retomamos por la felicidad de los artistas.

Luego, es la visita de Lucie, una vecina, acostumbrada a la casa. De rodillas frente al pesebre, ella contempla… los magos? No, los marineros fabricados por la alegría de las pequeñas hermanas, el trabajo de Marie-Thérèse, para compartir la dulzura de la Navidad.

Navidad en la iglesia

Y es el pesebre de Navidad que se inscribe en la historia real de los hombres.

Louis Morio, ex alcalde de Bignan, ha reconstruido una parte de la aldea, tal como existía en el siglo XIX. La maqueta cerca del pesebre se extiende más de 12 m². Descubrimos las calles de ayer, muchos personajes modelados, pintados por el propio artista. Junto al pesebre, la banda sonora con las canciones navideñas.

Las Hermanas de Kermaría llegaron a la Iglesia de Bignan para descubrir y admirar este maqueta de Navidad que ha requerido mucho tiempo, habilidades históricas y referencias a datos catastrales. El autor  expone de manera apasionante las etapas de  realización.

Mientras contemplamos el espectáculo, escuchamos crecer los ecos del tradicional canto compuesto por el Padre Noury ​​durante su exilio en Portugal:

«Peh Trouz Zou Aren Doar»

¿Qué es este ruido en la tierra?

Una alegría compartida por todos, mientras que la fiesta continúa probando los momentos de un encuentro fraterno, es la dulzura de la Navidad.

Comunidad de HJ,

Bignan, Francia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un peu
d’histoire

Notre
Spiritualité

Rejoindre
notre famille

Nos
communautés

Newsletter

Inscrivez-vous si vous désirez recevoir la lettre d’information de la Congrégation

Nous n’envoyons pas de messages indésirables ! Lisez notre politique de confidentialité pour plus d’informations.

Share This